Con las asignaciones exploratorias que tendrá a su cargo durante los próximos tres años, Petróleos Mexicanos (Pemex) mantiene en su portafolio exploratorio recursos prospectivos por casi 11,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que por sí mismos serían suficientes para mantener la producción nacional a un ritmo de 2.5 millones de barriles diarios durante los siguientes 12 años.

El 13 de agosto del 2014, se dieron a conocer los resultados del proceso de Ronda Cero, en el que la Secretaría de Energía, con la asistencia técnica de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), determinó asignar a Petróleos Mexicanos (Pemex) 83% de las reservas 2P, que eran 20,600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, es decir el total de lo solicitado.

En el ámbito exploratorio, se otorgó a Pemex un total de 105 asignaciones que abarcaban 21% de los recursos prospectivos nacionales —que son los que se determinan a partir de hallazgos en campos cercanos o mediante exploración superficial sin perforaciones, por lo que todavía no son clasificados como reservas— es decir, un total de 10,962 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, conformando así un portafolio balanceado de proyectos que le permitirá producir 2.5 millones de barriles diarios por los próximos 20.5 años.

De las asignaciones exploratorias que se otorgaron a la empresa del Estado, se fueron restando las que por medio de amparos eliminó del portafolio nacional el gobierno estatal de Coahuila, además de las que se adjudicaron en el campo Trión en aguas profundas y las que nunca contaron con un plan de exploración, hasta llegar a 89 asignaciones hasta agosto del 2019.

De éstas, por lo menos 52 se encuentran en incumplimiento al sexto transitorio de la reforma constitucional al artículo 27 y por tanto le serán removidas a Pemex, pero la Secretaría de Energía reconfigurará los campos y asignará la misma superficie por otros tres años en 64 asignaciones nuevas.

Y aún dentro de estas asignaciones se deberá redefinir en qué etapa de la cadena de valor se encuentran los bloques, ya que al menos 19 asignaciones no sólo se encuentran en la etapa exploratoria con recursos prospectivos, sino que ya cuentan con hallazgos y reservas 3P clasificadas y por tanto deberán considerarse asignaciones en etapa de evaluación del potencial hidrocarburo, explicó la CNH en la 47 sesión extraordinaria de su órgano de gobierno.

Asimismo, reclasificó seis asignaciones que incluso tienen ya campos en desarrollo dentro de los 22 prioritarios que comenzará a explotar Pemex este año. Éstos fueron los campos Kinbe, Koban.

Esah-Manik, Cheek, Ixachi y Valeriana, cuyas nuevas asignaciones de desarrollo se redujeron entre 92% y 98% del área original.

[email protected]