El incremento a las tarifas del agua es una manera de concientizar a la población para que baje su consumo, aseguró Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Durante el foro Ciudad de México. Capital de la Inversión , organizado por El Economista, el titular del SACM aseguró que las tarifas inciden en la demanda del líquido.

La formula de tarifas bajas son demandas altas, tarifas altas, la demanda baja necesariamente. No hay mejor concientizador que el bolsillo. En el momento en que las tarifas lleguen altas la gente se empieza a preocupar , detalló.

Aguirre Díaz aseveró que las tarifas de la ciudad son las más bajas del país e incluso del mundo, ya que mientras en capitales como Barcelona, el costo por metro cúbico es de 3 euros, en el DF es de 3 pesos.

Destacó que lo ideal sería terminar con el subsidio al líquido cuando se llegue a cierto consumo, pues actualmente todos los usuarios domésticos - tanto de zonas populares como de altos ingresos - tienen un subsidio.

Con las nuevas tarifas y acciones de ahorro de agua, el gobierno capitalino ha reducido 10% la demanda de agua, sin embargo, expuso el funcionario es necesario aumentarlo a 30%, para lograr disminuir la sobreexplotación del acuífero y lograr estándares de consumo de ciudades del primer mundo en donde hay conciencia sobre la necesidad de cuidar el agua.

Ejemplo de ello es Barcelona donde el consumo diario es de 180 litros por persona al día, mientras que en la ciudad de México es de 300 litros por persona.

RDS