La compañía mexicana Pinfra dedicada a la construcción, promoción y operación de infraestructuras recibió por parte del Centro Mexicano para la Filantropía (cemefi) el Distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR) por primera vez.

“Estamos muy contentos por este reconocimiento, tenemos algunos programas en diferentes comunidades donde estamos trabajando, como por ejemplo, en Colima hay proyectos de trabajo con comunidades de pescadores donde estamos haciendo un programa que se llama Pescando Sueños y otro tortugario”, indicó en entrevista Francisco Ramírez, director corporativo de Pinfra.

La iniciativa Pescando Sueños comenzará con un congreso que se hará los últimos días de este mes, en donde capacitan a los pescadores de la región en materia de productividad, economía sustentable y ecología, este proyecto va encaminado a ayudar a las comunidades, para que sean más productivas y que caminen de la mano del medio ambiente, mientras que el del tortugario brinda apoyo a una institución sin ánimo de lucro, también en Colima, que se dedica a cuidar especies de tortugas y caimanes.

Debido a que Pinfra busca brindar apoyo a las comunidades por donde pasan sus carreteras, hay otro proyecto en el Estado de México y la CDMX, “con una de las comunidades ancestrales más antiguas de comuneros, Acopilco, este proyecto se llama Construyendo Caminos y está dividido en dos fases: una con promoción de empleo y capacitación de la gente de la comunidad y otra que tiene que ver con la reforestación, medio ambiente y bonos de carbono. estamos trabajando de la mano con la comunidad, en especial con una registrada desde 1540, que recibió sus primeros títulos y ha estado con una trazabilidad histórica muy importante con un impacto de 3,200 hectáreas de bosque, donde consideramos que hay que impulsar sobre todo con los niveles de contaminación impresionantes que vemos”, señaló el directivo.

Desde el punto de vista de Francisco Ramírez, es muy importante tener una conciencia a nivel empresarial de los diferentes accionistas y socios, pues las empresas solas no pueden ser generadoras de recursos y promotoras del aspecto interno y financiero, sino que tienen una obligación con el mundo, con la sociedad, con los empleados y los clientes.

Retos

Los retos que la compañía ha establecido son cuatro: ser más vinculantes con el medio ambiente, estar cercanos a las comunidades donde sus autopistas tienen alguna participación, internamente, con sus empleados, buscan ser una compañía que sea un hogar, un lugar digno, competitivo y de aspiración, mientras que para sus proveedores y socios de negocios buscan ser un aliado estratégico con responsabilidad y que ellos estén vinculados a las dinámicas de responsabilidad social.

En cuanto a inversión, Francisco Ramírez destaca que tienen aproximadamente una participación por arriba del millón de dólares al año.

“Es importante destacar que la industria de concesionarias tiene, a través de su Asociación Nacional de Concesionarios, muy claro el mover y empujar los programas de RS en toda la industria, y esto es un ejemplo que nosotros no sólo como Pinfra, sino el sector a través de sus asociaciones estén despertando ese nivel de conciencia”, acotó.