La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) recomendó al estado mexicano abrir al 100% la inversión extranjera en radiodifusión (para que el sector pueda beneficiarse de flujos de capital como ha sucedido en telecomunicaciones), permitir la entrada de Telmex al mercado de televisión de paga, así como preservar la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), entre otros temas.

Gabriela Ramos, directora y sherpa de la OCDE, señaló el éxito de la reforma del sector, del 2013, pues el acceso a los servicios de telecomunicaciones se ha incrementado en forma considerable, los precios de los servicios han caído beneficiando a los usuarios. A partir de la reforma, los precios de telefonía móvil han bajado hasta 75%, y desde el 2012 al 2016 los usuarios de internet móvil aumentaron de 50 a 75 millones. Sin embargo, la OCDE consideró que México sigue enfrentando desafíos importantes. Por ejemplo, los avances han sido más lentos en el sector radiodifusión.

La inversión extranjera directa en radiodifusión debe ser del 100%, lo que promovería la competencia y la mejora de los servicios , enfatizó Ramos. Derivado de la reforma en telecomunicaciones, la inversión extranjera se abrió hasta en 100%, mientras que en radiodifusión quedó en 49 por ciento.

La OCDE dio como referencia que de las 31 recomendaciones realizadas en el 2012, México ya ha implementado 28 en materia de telecomunicaciones. Entre las recomendaciones pendientes que la OCDE hizo al estado mexicano se encuentran: modificar el marco jurídico para fomentar la compartición de infraestructura y derechos de vías y levantar restricciones en cuanto a la propiedad extranjera en radiodifusión.

En el marco de la presentación del estudio de la OCDE sobre Telecomunicaciones y Radiodifusión en México 2017, Mónica Aspe, representante permanente de México ante la OCDE, expuso que tras ser crítica en el 2012, el balance del 2017 de la OCDE de la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión es el de una reforma estructural extremadamente exitosa , el beneficio es tangible y profundo.

El estudio de la OCDE del 2012 sugirió la eliminación del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) aplicado a los servicios de telefonía fija y móvil y a los servicios de TV restringida. Debido a que la Constitución declaró que los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión son un derecho fundamental, y de conformidad con el anterior Estudio de la OCDE, nuevamente recomendó eliminar el IEPS para fomentar el acceso y la adopción de los servicios de comunicación de conformidad con los objetivos de política pública.

Órgano fuerte y autónomo

Gabriela Ramos advirtió que es crucial preservar la autonomía, independencia y capacidad del IFT. El IFT es un instituto sólido y ha tenido grandes resultados .

Recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró la inconstitucionalidad del artículo 131 de la ley y del que derivó la tarifa cero en interconexión impuesta por el Congreso y reconoció como facultad exclusiva del IFT fijar tarifas en esta materia. Al respecto, Ramos dijo que la OCDE siempre ha estado por la autonomía del regulador y que debe ser éste quien regule el tema de las tarifas.

Algunas de las recomendaciones desde el 2012

  • Simplificar y fomentar la entrada al mercado de revendedores (incluyendo operadores móviles virtuales).
  • Evitar que los tribunales suspendan y anulen de manera sistemática las decisiones de la autoridad.
  • Eliminar la doble ventanilla entre la SCT y el regulador.
  • El regulador debe tener la autoridad para declarar si algún participante tiene poder sustancial en el mercado y dictar medidas asimétricas.
  • Las facultades del regulador en telecomunicaciones y competencia deben estar claramente definidas.
  • El regulador debe tener autoridad para imponer la separación funcional y estructural de cualquier operador que abuse de su poder de mercado.
  • Consolidación de áreas de servicio local.
  • El regulador debe estar facultado para realizar análisis de mercados, declarar si uno o varios operadores tienen poder sustancial.
  • Telmex sólo debe recibir autorización para prestar servicios de televisión cuando esté sujeto a regulaciones asimétricas y cumpla con dichas regulaciones.
  • Eliminar restricciones a la inversión extranjera en radiodifusión.

[email protected]