Los beneficios de la aplicación de una salvaguarda de 15% a las importaciones de acero procedentes de Asia han resultado fructíferos en México, pues las autoridades hacendarias han recaudado 1,000 millones de pesos en el lapso que ha permanecido la medida, además de que ha permitido el crecimiento de la industria siderúrgica y mantener el empleo, sostuvo Salvador Quesada, director general de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

A unos días de que se venza el arancel aplicado temporalmente a las importaciones de acero de origen asiático, el próximo 4 de abril, los industriales siderúrgicos afirmaron que la implementación de esta medida ha generado un cambio radical en el sector, en donde las importaciones procedentes de China se han reducido 52%, y ha dado pauta a que la producción de la industria mexicana crezca 6% durante el 2016.

El directivo recordó que en el 2015 las empresas, como Altos Hornos de México (AHMSA), se vieron en la necesidad de despedir empleados por la presión de competencia desleal (12,000 trabajadores en promedio), pero ya con la medida se revirtió la tensión de los asiáticos que pretendían inundar de acero a bajo precio.

No hemos recuperado los 12,000 empleos perdidos durante la época de crisis, pero al menos nos hemos estabilizado, dando pie a no perder más fuentes laborales , expresó Quesada.

El exhorto a la Secretaría de Economía es que amplíe la salvaguarda a otros sectores como la varilla, tubería y perfiles, que siguen en competencia desleal y en el consumidor persiste el riesgo de que se filtre producto de dudosa calidad. Necesitamos no solamente que se siga manteniendo el arancel de 15% a las importaciones de acero chino, sino que se incluya a nuevos grupos, porque está comprobado que existen beneficios reales para todos , aseveró.

Un punto que favorece la permanencia de la salvaguarda es el aumento en la recaudación, pues, por concepto de aranceles, el gobierno recaudó 1,000 millones desde que la aplicaron.

El directivo presumió el giro de 360 grados que sufrió la industria acerera, en el que si bien las importaciones disminuyeron porcentualmente, como las de China que cayó 52%, Taiwán y Corea del Sur, por otra parte, elevaron las compras, aunque, explicó, con ellos no tenemos problema.

De acuerdo con Alonso Ancira, presidente de AHMSA, se podrían perder 23,000 empleos en el sector en los próximos tres años, si no se renueva la salvaguarda. Además de que se dejaría de invertir.

[email protected]