El regulador de energía de Brasil dijo el miércoles que Óleo e Gás, la compañía en bancarrota del millonario Eike Batista, tendrá que devolver ocho bloques petroleros porque no cumplió con un plazo para realizar labores de exploración en diciembre.

La compañía había dicho el martes que los bloques no tendrían mayor impacto en la reestructuración de su deuda. La empresa había intentado prorrogar el límite, pero la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) rechazó el pedido.

erp