Petróleos Mexicanos (Pemex) concluyó en días pasados la contratación de un programa anual de coberturas petroleras que permitirá proteger su balance financiero ante posibles caídas del precio de la mezcla mexicana de exportación por debajo del establecido en la Ley de Ingresos de la Federación.

La cobertura contratada brinda a Pemex una protección si el precio promedio mensual de la mezcla mexicana se ubica entre 37 y 42 dólares por barril. Éste es el rango que corresponde a los escenarios más probables de precios a la baja. Si el precio se ubica por debajo del límite de 37 dólares, Pemex recibirá el monto máximo de protección contratada. La inversión asociada a esta operación fue de 133.5 millones de dólares.

Así, por primera vez en 11 años, Pemex cuenta con un programa propio de coberturas. La estrategia de cobertura para el presente año consistió en la protección parcial de los flujos de efectivo de la empresa, considerando un volumen máximo de 409,000 barriles diarios para los meses de mayo a diciembre, a un precio de 42 dólares por barril, de acuerdo con el nivel aprobado por el Congreso de la Unión para el 2017.

En los tres primeros meses del año, la mezcla mexicana de exportación cayó desde 45.28 dólares por barril en el promedio de enero a 45.16 dólares por barril en febrero y cayó hasta 42.62 dólares por barril, con lo que estas depreciaciones, ya sea por especulaciones de inventarios y negociaciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (principalmente) explican la necesidad de estas medidas.

Este tipo de coberturas es común entre las grandes petroleras del mundo, con lo que Pemex continúa alineando su estrategia con las mejores prácticas internacionales. La contratación de estas coberturas favorecerá el cumplimiento de sus compromisos de operación e inversión y brindará mayor certidumbre a sus ingresos ante la posible disminución del precio de los hidrocarburos , explicó la estatal.

Adicional a la de hacienda

La cobertura contratada por Pemex se complementa con la contratada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), mientras esta última asegura los ingresos petroleros del gobierno federal, la de Pemex protege el balance de la empresa.

El año pasado, la SHCP realizó la contratación de coberturas petroleras por 19,000 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2017. Dichas coberturas garantizan un precio promedio de 42 dólares por barril.

Además se cubrieron 250 millones de barriles a un precio promedio de 38 dólares por barril, operación que tuvo un costo de 1,028 millones de dólares, es decir, 19,000 millones de pesos. En caso necesario, los otros cuatro dólares por barril (para promediar 42 dólares) provendrían de una subcuenta que fue creada en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, denominada complemento de cobertura 2017.

[email protected]