El acuerdo para poner a votación el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se alcanzará “pronto”, afirmó este jueves Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Su declaración se produjo el mismo día en el que la Cámara de Representantes aprobó las reglas formales sobre la investigación para una posible destitución (impeachment) del presidente Donald Trump. Pelosi destacó que el Congreso estaba “legislando”, en alusión a que se trabaja con la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) para adecuar la legislación local con el texto negociado del T-MEC, a la vez que continúa “investigando”, en referencia al impeachment.

“Estamos avanzando con el T-MEC, haciendo progresos todos los días”, afirmó en rueda de prensa antes de que se votara sobre las reglas con las que se procederá el juicio político. “Soy optimista de que todavía estamos en el camino hacia el sí y de que pronto llegaremos a una conclusión sobre eso”.

Compuesto por 34 capítulos y 12 cartas al margen, el T-MEC retiene la mayoría de los capítulos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), realizando cambios notables en las disposiciones de acceso al mercado para automóviles y productos agrícolas, y en normas sobre inversiones, compras gubernamentales y derechos de propiedad intelectual. Además, se abordan nuevas cuestiones, como el comercio digital, las empresas estatales y la desalineación de la moneda.

“Estamos razonablemente cerca (...) Si podemos llegar a un acuerdo, que creo que estamos cerca de hacer, será una plantilla para futuros acuerdos comerciales, y no sólo será bueno en sí mismo, sino un buen patrón de cómo podemos proceder”, comentó Pelosi.

En paralelo, el grupo de trabajo designado por Pelosi para tratar las preocupaciones demócratas sobre el T-MEC comenzará un receso de una semana a partir del viernes.

El presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Richard Neal, instó a Robert Lighthizer, titular de la USTR, a aprovechar ese descanso para reunirse con líderes de la AFL-CIO, que agremia a unos 12.5 millones de trabajadores, y otros grupos laborales para encontrar un compromiso sobre el ámbito laboral y de cumplimiento por parte de México respecto a lo pactado en el T-MEC.

Las preocupaciones de los demócratas se pueden resumir en cuatro puntos: asegurar el cumplimiento (enforcement, en inglés) de la legislación laboral; fortalecer las reglas de protección al medio ambiente; fortalecer los derechos de los trabajadores, y disminuir el periodo de exclusividad para datos de patentes de medicinas biológicas.

El gobierno mexicano estima que el acuerdo para poner a votación el T-MEC se alcance antes de que termine el 2019, luego de que el avance para este propósito se retrasó en cierta medida por el proceso para iniciar un juicio político contra Trump.

Pelosi enfatizó que el momento de una votación del Congreso sobre el T-MEC no tiene nada que ver con la investigación de juicio político sobre Trump.

El impeachment impactará en el T-MEC: Seade

El impeachment contra Trump impactará en el proceso de ratificación del T-MEC, destacó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El funcionario estimó que el efecto del impeachment se podría dar en dos sentidos: en general, impulsaría la ratificación del T-MEC al buscar los legisladores puntos de acuerdo fuera de la esfera política considerando un entorno de incertidumbre o, en la otra vertiente, afectaría la viabilidad de la aprobación del acuerdo comercial si el juicio político llegara a demandar demasiado tiempo.

Buscarán lugar alterno a Chile para firma

Fase 1 abarcará 60% del acuerdo total con China: Trump

El presidente Donald Trump informó que la Fase 1, un primer pacto comercial limitado entre  Estados Unidos y China, abarcará 60% de acuerdo al total proyectado entre ambas potencias.

“China y Estados Unidos están trabajando en la selección de un nuevo sitio para la firma de la Fase 1 del Acuerdo Comercial, aproximadamente 60% del acuerdo total, después de que APEC, en Chile, fue cancelado debido a circunstancias no relacionadas. La nueva ubicación se anunciará pronto. ¡El presidente Xi y el presidente Trump firmarán!”, dijo Trump en un tuit.

Estados Unidos y China acordaron el pasado 11 de octubre los lineamientos de un acuerdo comercial parcial, lo que implica el mayor avance en la guerra comercial de 18 meses que ha afectado a las economías de ambas naciones.

Trump lo definió entonces como un “acuerdo sustancial de Fase 1”, después de reunirse con el principal negociador, el viceprimer ministro Liu He, en la Casa Blanca.

Entre los puntos convenidos, China aumentará significativamente las compras de productos agrícolas estadounidenses, tomará ciertas medidas de protección de propiedad intelectual y hará concesiones relacionadas con los servicios financieros y la moneda, anunció Trump en ese mismo día.

A cambio, Estados Unidos retrasó un nuevo aumento de aranceles contra las importaciones chinas.

Pero las acciones en Nueva York se hundieron este jueves después de que los funcionarios chinos parecían poner en duda el acuerdo bilateral.

Específicamente, fuentes cercanas al gobierno chino revelaron que si bien esperan que pronto se firme la Fase 1 del entendimiento, es poco probable que Trump y su administración accedan a otorgar las concesiones que busca China para firmar un acuerdo de mayor duración.

Bloomberg News informó que las conversaciones privadas con asesores comerciales en Beijing revelaron que siguen preocupados por la naturaleza impulsiva de Trump y el riesgo de que pueda retirarse incluso de un acuerdo limitado en el último minuto. Trump cuestionó esta versión en su tuit.

En la capital de Chile han ocurrido masivas protestas provocadas por un aumento en las tarifas de transporte público, que han dejado al menos 20 muertos.

[email protected]