El modelo de subcontratación le brinda empleo a más de 7 millones de personas en México, por lo que las políticas públicas que se pongan en marcha en esta materia deben evitar abusos de este esquema, no cerrarle la puerta a las empresas que lo ejercen bien, expresó Raúl Beyruti Sánchez, presidente de GINgroup.

El presidente de la empresa de capital humano detalló que, debido a que hay organizaciones que tienen malas prácticas y que han abusado del outsourcing, algunos actores han calificado como dañina la tercerización para la economía.

“La tercerización, por falta de conocimiento y un entendimiento de lo que es, ha sido atacada, golpeada, porque no conocen exactamente cuál es la estructura y el beneficio”, comentó.

Durante el foro Panorama laboral en México, Beyruti Sánchez hizo un llamado a las empresas que practican bien el outsourcing a defender este modelo de trabajo.

Planteó que entre las alternativas que se han analizado para regular este mercado están la creación de una Norma Oficial Mexicana (NOM) que establezca los requisitos para las empresas del sector y una certificación para quienes cumplan con lo establecido. Otra alternativa sería la promulgación de una ley específica para regular la subcontratación.

El outsourcing bien hecho, expuso el presidente de GINgroup, no sólo tiene beneficios para las empresas, también para los colaboradores, los cuales pueden obtener beneficios adicionales a los que marca la ley.

Raúl Beyruti destacó que la tercerización es algo que está presente en casi todas las actividades económicas y su eliminación implicaría desaparecer una serie de servicios especializados, como los guardias de seguridad, personal de mantenimiento o servicios de traslado de valores, por citar algunos casos.

Capacitación, la clave

El presidente de GINgroup dijo que, para que una organización pueda ser exitosa, tiene que invertir en la capacitación del talento. Algunas alternativas impulsadas por su empresa son cursos gratuitos y programas para que los colaboradores terminen estudios inconclusos. Para el 31 de diciembre de este año, por ejemplo, todo el capital humano de la compañía contará mínimo con el nivel medio superior de estudios, expresó.

“La tercerización tiene muchos elementos que nos permiten tener un crecimiento sustentado, el más importante para nosotros es la capacitación”, explicó.

Además, beneficios como el acceso gratuito a actividades culturales, exámenes médicos sin costo y descuentos en establecimientos culturales son formas de valorar al talento y lograr tener colaboradores felices. Esto, al final del día, redundará en una mayor productividad para las empresas.