El juicio de amparo que promovió Telcel en contra de la multa que le fijó la Comisión Federal de Competencia (CFC) de casi 1,000 millones de dólares por prácticas monopólicas relativas en el mercado de terminación de llamadas en teléfonos móviles fue admitido el viernes pasado por una jueza federal.

No obstante, fuentes de Telcel dijeron que esta admisión es independiente al recurso de reconsideración que interpondrá ante la CFC, que preside Eduardo Pérez Motta.

Como lo indicó Telcel desde que recibió la notificación de la multa por parte de la Comisión Federal de Competencia, la empresa está en proceso de presentar su recurso de reconsideración ante esta instancia en el plazo establecido por la ley , mencionaron.

En abril pasado la CFC impuso una multa histórica a Telcel; la telefónica recibió una notificación de una resolución de la CFC en relación con una investigación iniciada en noviembre del 2006, mediante la cual fijó una multa de 11,989 millones de pesos por la supuesta comisión de prácticas monopólicas relativas en el mercado de terminación de llamadas en teléfonos móviles .

A partir de entonces, la empresa, propiedad del empresario Carlos Slim, con base en la Ley Federal de Competencia Económica cuenta hasta con 30 días hábiles desde que recibió la notificación para presentar un recurso de reconsideración.

Al respecto, América Móvil y Telcel dijeron que analizarían el alcance, fundamentación y motivación legal de dicha resolución con la finalidad de interponer todos y cada uno de los medios de defensa a su alcance. Según afirmó la CFC, la multa obedeció a que Telcel impone tarifas de interconexión a las empresas y esto modifica las condiciones de mercado, incluso las puede desplazar.

AMPARO CANTADO

Analistas del sector previeron que la firma de telefonía celular buscaría el recurso de amparo. Gabriel Sosa, académico de la UAM y especialista en telecomunicaciones, explicó: La multa a Telcel no implica que la pagará, pero sí que presentará recursos de reconsideración .

Por su parte, Irene Levy, presidenta de Observatel, destacó el hecho de que la multa en sí no tendrá efectos directos en el consumidor, pero sí consiste en una medida que indirectamente ayudará a tener un mercado más sano y competitivo .

Para María Cristina Capelo, experta del Centro de Investigación para el Desarrollo, la multa de casi 12,000 millones de pesos es una salida alterna para destrabar procesos que han afectado la competencia, pero en realidad estamos tratando de parchar las cosas porque estas acciones se debieron prevenir con la regulación.

[email protected]