La Procuraduría General de la República (PGR) informó que obtuvo de un juez una orden de aprehensión contra el empresario Gastón Azcárraga y expropietario de Mexicana de Aviación.

Un juez federal con sede en el Distrito Federal giró esta orden de aprehensión por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, por presuntos malos manejos de la aerolínea. Por tal situación Gastón Azcárraga ya es buscado por las autoridades para cumplimentar la orden.

En el país, la Policía Federal Ministerial es la encargada de la búsqueda del empresario para lo cual se ha solicitado el apoyo de las autoridades ministeriales de los estados.

Asimismo, la PGR dijo que ya se giró una ficha roja para que a través de la Interpol se apoye en su búsqueda y localización en 190 países que colaboran con esta institución policíaca internacional, debido a que se desconoce su ubicación.

El delito que se le imputa al empresario es grave por lo cual en caso de ser detenido no podrá salir en libertad bajo fianza.

EMPRESARIO EMPROBLEMADO

La posible detención del hijo mayor de Gastón Azcárraga Tamayo, fundador del grupo hotelero, se veía venir desde el pasado noviembre por parte de Crisógono Díaz Cervantes, titular de la Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR. Al ser cuestionado sobre la posible orden de aprehensión, el empresario en su momento dijo estar tranquilo.

El 30 de abril del 2012, Gastón Azcárraga renunció como presidente de Grupo Posadas, del cual ya había dejado la Dirección General, en noviembre del 2011.

Gastón, quien nació en noviembre de 1955, estudió Ingeniería Civil en la Universidad Anáhuac, y tiene estudios de maestría en Administración de Empresas en Harvard. En 1989 tomó las riendas de Grupo Posadas. Además de sus labores en Mexicana de Aviación fue consejero de ING México, de Corporación Mexicana de Restaurantes, de Apasco y BBVA Bancomer.

En el 2005, compró una participación de 30.5% en Mexicana de Aviación por la que pagó 165 millones de dólares. En agosto del 2010 vendió sus acciones a Tenendora K "por un valor simbólico", lo que representó una pérdida de 50 millones de dólares para Grupo Posadas.

El 20 de agosto de 2010, Grupo Posadas encabezada en ese entonces por Gastón Azcárraga, informó a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que había surtido efecto el contrato de venta de su participación accionaria en Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA), el cual representaba 30.4% del capital social de la aerolínea.

El 28 de agosto de 2010, Mexicana de Aviación y sus filiales dejaron de operar debido a su grave deterioro financiero y a la imposibilidad de lograr acuerdos laborales que dieran viabilidad futura a sus operaciones.

Desde el cese de operaciones de la aerolínea, los 8, 500 trabajadores sindicalizados y de confianza han señalado que Gastón Azcárraga llevó la quiebra a la empresa. La empresa se acerca a su cuarto año sin poder levantar el vuelo, y aún en la búsqueda de inversionistas.

SUMA DE DEMANDAS

Azcárraga Andrade enfrenta demandas por parte del sindicato del sector aéreo por supuesta administración fraudulenta de Mexicana de Aviación y del Servicio de Administración Tributaria (SAT), que lo acusa de retener al menos 100 millones de dólares en impuestos.

La PGR también lo acusa de no haber informado al público inversionista sobre dos créditos otorgados por Banorte y por el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Uno de los fundamentos de mayor peso es que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) notificó que Azcárraga Andrade violó la Ley del Mercado de Valores al no proporcionarles a tiempo información a los accionistas sobre la venta que realizó de Mexicana de Aviación.

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, como accionistas del 5% de Mexicana de Aviación, denunció que la ley fue violentada por Gastón Azcárraga, al omitir esa información.

apr