El nuevo Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) será firmado por el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el próximo año.

Imma Roca Cortés, encargada de Negocios de la Embajada de la Delegación de la Unión Europea en México, informó que los tiempos del proceso que se siguen en ese bloque comunitario ya no permiten que el presidente actual de México, Enrique Peña Nieto, signe la actualización del TLCUEM.

La Unión Europea (UE) todavía no difunde en su sitio web el contenido de la apertura del mercado agrícola renegociada en ese pacto comercial, uno de los capítulos de mayor interés para las dos partes.

Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, aclaró que aunque México y la Unión Europea ya firmaron un acuerdo en principio de la renegociación y como parte del mismo se resolvieron las cuestiones pendientes del sector agropecuario, todavía falta culminar la redacción técnica de este capítulo.

Roca explicó que una vez que se tenga concluida la nueva redacción del TLCUEM, faltaría aún que se traduzca a los idiomas oficiales del bloque comunitario, lo que tomaría alrededor de cuatro meses, para que luego el documento pueda ser firmado. Actualmente, 97.1% de los productos en el comercio bilateral no pagan aranceles, incluidos 99.8% de los bienes industriales y 73.6% de los bienes agropecuarios.

El nuevo acuerdo agrega la desgravación de productos agrícolas “sensibles”, más apertura en servicios, inversiones y compras gubernamentales e incluye disposiciones sobre normas laborales y medioambientales y la lucha contra la corrupción.

Con el nuevo TLCUEM, para 98% de los bienes no habrá derechos desde el momento en que el acuerdo entre en vigencia.

Para los demás artículos, los aranceles se eliminarán a lo largo del tiempo o por un monto limitado definido como cuota. Esto incluye las exportaciones de lácteos y carne de la Unión Europea y México.

El valor total de los intercambios comerciales entre la Unión Europea y México ascendió a 62,000 millones de euros en el caso de las mercancías (2017) y a 15,000 millones de euros en el caso de los servicios (2016).

[email protected]