Nissan dijo el miércoles a Renault que no se opone a la potencial fusión de su socio con Fiat Chrysler durante una reunión destinada a salvar el futuro de su alianza, en medio de un acuerdo que podría trastocar la industria automotriz, informó el periódico japonés Nikkei.

Los más altos ejecutivos de Nissan Motor Co, de la francesa Renault SA y de su socio menor Mitsubishi Motors Corp se reunieron en la sede de Nissan en Yokohama en el marco de una cita programada, la cual fue eclipsada por la propuesta conocida esta semana de Fiat Chrysler para sellar una fusión de iguales con Renault.

El plan, que busca crear el tercer fabricante de automóviles más grande del mundo, plantea interrogantes sobre cómo encajaría Nissan en una alianza que seguramente cambiará radicalmente de concretarse la fusión. El presidente de Renault llegó a Japón el martes para analizar la alianza con Nissan, cuya propiedad pertenece en 43.4% al fabricante de automóviles francés.

"No nos oponemos", dijo a Nikkei una fuente anónima de Nissan que asistió a la reunión. La persona también dijo que "muchos detalles deben ser resueltos" antes de que el fabricante de automóviles japonés aclare su posición sobre el tema, informó el medio.

En un comunicado, los miembros de la alianza confirmaron que tuvieron "una discusión abierta y transparente".

Nissan, que ha rechazado las propuestas de Renault para fusionarse a pesar de su alianza de 20 años, se mostró desconcertado por las discusiones con Fiat Chrysler, dijeron fuentes a Reuters, que expresaron su preocupación de que un acuerdo con la automotriz ítalo-estadounidense podría debilitar las relaciones de la empresa japonesa con Renault.

El acuerdo también representa un desafío adicional para el CEO de Nissan, Hiroto Saikawa, que ya está lidiando con los problemas financieros de la empresa y con una relación incómoda con Renault, después de que Nissan lideró la salida el año pasado del presidente de la alianza, Carlos Ghosn.

Durante mucho tiempo ha habido tensiones entre Nissan y Renault por el desequilibrio de poder en su alianza. Nissan, la compañía más grande, tiene una participación sin derecho a voto de15% en el fabricante de automóviles francés, mientras que Renault posee 43.4% en la firma japonesa.