Pese a la reactivación económica, la industria automotriz enfrenta retos en la producción y su comercialización global e interna. Pese a ello, la japonesa Nissan mantuvo su lugar como la líder del mercado mexicano; 18 de cada 100 autos nuevos que se vendieron son modelos de esta firma.

De acuerdo con cifras de la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz) divulgadas por el Inegi, General Motors, Toyota, Volkswagen y KIA también están entre las firmas con mayor participación en el mercado interno.