El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en el Estado de Nuevo León negó la suspensión definitiva a particular para frenar la construcción de la fase II del gasoducto Los Ramones al considerar que contraviene el interés colectivo de una sociedad interesada en la distribución segura y eficiente de los hidrocarburos propiedad de la nación.

La autoridad jurisdiccional resolvió que no se reúnen los requisitos para conceder la medida cautelar solicitada. En dicha resolución, se pondera el interés colectivo sobre el particular y se protege el interés social, además de que garantiza que no se contravienen disposiciones de orden público.

Además se resolvió la legalidad de dicho proyecto de infraestructura, cuyo objeto, una vez concluido, es distribuir los hidrocarburos propiedad de la nación, luego de que fue analizado el marco normativo que regula la naturaleza de Petróleos Mexicanos, así como la administración y disposición de los hidrocarburos propiedad de la nación.

De acuerdo con un comunicado de Consejo de la Judicatura Federal, frenar la construcción contravendría el interés colectivo ya que la sociedad está interesada en que se distribuya con seguridad y eficiencia los hidrocarburos propiedad de la nación.

Los hechos se dan luego de que un particular, propietario de un terreno ubicado en Rincón del Valle, en el Municipio de Los Ramones, en Nuevo León, solicitó la suspensión definitiva para frenar los trabajos de excavación que se realizan en su propiedad y otras que le son aledañas en las que se desarrolla el citado proyecto de infraestructura.

A través de un juicio de amparo, el particular también solicitaba la aprobación, expedición, publicación y ejecución del decreto del programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, entre los que se adiciona el proyecto de infraestructura conocido como gasoducto Los Ramones fase II.

mrc