México negocia la posibilidad de obtener fondos de sus dos países socios de América del Norte para implementar sus compromisos en materia laboral en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), reveló el diario canadiense The Globe and Mail.

Una fuente familiarizada con las negociaciones le dijo a ese medio que parece que Estados Unidos contribuirá con dinero para ayudar a los mexicanos con las reformas laborales.

Al mismo tiempo, hay una solicitud para que Canadá también contribuya, y si bien esto no se ha resuelto, si continúa, probablemente sería una cantidad menor de la que estarían contribuyendo los estadounidenses.

Daniel Ujczo, un abogado de comercio internacional de Dickinson Wright, una firma con sede en Ohio, acotó a The Globe and Mail que incluso, una vez que se llegue a un acuerdo entre los tres países, podría no ser suficiente para ciertos sindicatos de Estados Unidos que presionan a los demócratas del Congreso para que no apoyen la ratificación.

“Ahí es donde esto podría ser cuestionado. Si Seade y México están contentos, es poco probable que los trabajadores estadounidenses estén contentos”, dijo Ujczo. “Todavía hay mucho por hacer para llegar a la meta, y no mucho tiempo para eso”.

Ujczo comentó que las conversaciones en Canadá el viernes fueron secundarias a las negociaciones entre México y Estados Unidos. “Al final del día, la acción está en Washington”, añadió.

Según él, habría diferentes maneras en que se podría entregar el dinero canadiense para financiar las reformas laborales de México. Una sería ampliar el mandato del Banco de Desarrollo de América del Norte (Nadbank), una organización administrada conjuntamente por Estados Unidos y México para financiar proyectos de infraestructura ambientales a lo largo de la frontera.

El gobierno y el sector privado de México han establecido como una línea roja la demanda de organizaciones sindicales estadounidenses de que funcionarios de Estados Unidos supervisen directa y físicamente el cumplimiento de las normas laborales del T-MEC en las fábricas de México.

En tanto, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó el viernes que falta “un poco más” de trabajo para ultimar el T-MEC y ponerlo a votación en el Congreso estadounidense y el Parlamento de su país.

Trudeau hizo este pronunciamiento en el marco de una reunión que sostuvo ese día con Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y Chrystia Freeland, vice primera ministra de Canadá, en Ottawa.

“Estoy muy contento de escuchar todos los avances que hacemos. Sabemos que todavía hay un poco más de trabajo por hacer, pero eso es con lo que trabajarán hoy con nuestro equipo”, dijo Trudeau. También destacó que Canadá apoyaba firmemente la reforma laboral de México.

Por su parte, Seade calificó a Freeland como una “negociadora extremadamente competente”, y confió en que el T-MEC no sólo será un acuerdo muy bueno, sino uno excelente.

Ya el Senado de México ratificó el T-MEC el 19 de junio del 2019.

La semana pasada, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Richard Neal, afirmó que los legisladores demócratas y la administración del presidente Donald Trump han avanzado en tres de los cinco temas de negociación para poner a votación el T-MEC. “Hemos hecho un progreso sustancial en al menos tres de los cinco (temas)”, incluyendo cumplimiento, dijo sin agregar más.

Desde junio, los demócratas de la Cámara han trabajado con la USTR para abordar preocupaciones clave en cuatro áreas: asegurar el cumplimiento (enforcement, en inglés) de la legislación laboral; fortalecer las reglas de protección al medio ambiente; fortalecer los derechos de los trabajadores, y disminuir el periodo de exclusividad para datos de patentes de medicinas biológicas.

Ajuste, amistoso: Seade

Bajarían periodo de protección de medicinas

México, Estados Unidos y Canadá perfilan una reducción en el periodo de protección de las patentes de medicinas biotecnológicas en el T-MEC. “Habrá algunas adaptaciones. Todavía tenemos que ver cuánto, mucho en la dirección que Canadá defendió en las negociaciones. Habrá un ajuste amistoso a la posición canadiense y mexicana”, predijo Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la SRE. La ley de Estados Unidos proporciona un período de exclusividad de 12 años para los productos biológicos, mientras que el T-MEC estableció un período de protección de al menos 10 años.

Bajo los actuales términos en los que se negoció el T-MEC, Canadá y México aumentarían sus períodos de exclusividad en dos y cinco años, respectivamente. Canadá ofrece ahora sólo ocho años y México cinco.

Directrices laborales de EU en sus TLC

1. El tratamiento del trabajo forzoso en la política comercial y los TLC de EU ha sido de interés para el Congreso de ese país y ha evolucionado.

2. Los TLC recientes de EU comprometen a los países a adoptar y mantener leyes sobre los derechos laborales fundamentales y los principios de la OIT.

3. Esto incluye la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio, y la abolición efectiva del trabajo infantil y la prohibición de sus peores formas.

4. Además, los criterios de elegibilidad para los programas de preferencias comerciales de EU incluyen tomar medidas para mantener los derechos de los trabajadores reconocidos internacionalmente.

5. Algunas revisiones de elegibilidad han involucrado preocupaciones sobre las prácticas laborales y han dado como resultado que los países pierdan beneficios.

6. Recientemente, la administración Trump retiró los beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias para Tailandia, por varias preocupaciones laborales, incluido el trabajo forzoso.

7. Los acuerdos y programas comerciales han ampliado la cobertura de las cuestiones comerciales y laborales, en parte porque la OMC no cubre tales reglas.

[email protected]