La compañía japonesa Mitsui invertirá 480 millones de dólares en la construcción de una planta de tratamiento de agua en Hidalgo y una terminal de gas licuado en Colima.

Durante la celebración de los 100 años de operación de la compañía en México, en la residencia oficial de Los Pinos, el presidente de la República, Felipe Calderón, detalló que esta inversión generará 2,000 empleos directos y cerca de 6,000 indirectos.

Uno de los proyectos que realizará Mitsui es la construcción de la terminal de gas licuado en Manzanillo, la cual dotará de gas natural, en lugar de combustóleo, a la planta generadora de electricidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Asimismo, construirá la planta de tratamiento de aguas residuales de Atotonilco, Hidalgo, calificada como la más grande de Latinoamérica, la cual tratará más de la mitad de las aguas residuales de la ciudad de México, además de las plantas de aguas residuales de El Ahogado y Agua Prieta, en la zona metropolitana de Guadalajara.

Aseveró que la atracción de inversiones es el mejor camino para generar crecimiento económico y más empleos, por lo que dijo continuará impulsando cambios en el marco legal para facilitar la atracción de capital extranjero.

Reglas claras: FCH

Destacó que las reformas impulsadas por su gobierno como -la Ley Federal de Competencia- permitirán tener reglas más claras, elevar la competitividad de los mercados nacionales y hacer a México más atractivo para la inversión.

Hay un proyecto deliberado del gobierno, porque se está modificando el marco legal para facilitar las inversiones público-privadas, porque hay una gran rentabilidad en los proyectos de infraestructura que la inversión internacional está viendo con toda claridad , puntualizó el Primer Mandatario.

Calderón resaltó que su administración trabaja para generar condiciones más atractivas para la inversión: la lucha contra la delincuencia para dar seguridad a sus habitantes e inversionistas.

Reforzar el programa de infraestructura para apuntalar la posición de México como plataforma logística; simplificar los trámites aduanales y disminuir el pago de aranceles, así como impulsar reformas.

El embajador de Japón en México, Masaaki On, destacó la importancia de las relaciones entre ambos países, las cuales rebasan los 20,000 millones de dólares.

En tanto, el presidente de Mitsui en nuestro país, Koji Ishimatsu, enfatizó en que su empresa sigue invirtiendo en México, ya que lo considera un país con oportunidad y en crecimiento, además de que representa un gran mercado por su accesibilidad, tanto para Estados Unidos, Europa, Asia y Sudamérica.

Precisó que cuenta también con una población juvenil, que pronto será la fuerza laboral en un mercado de más de 100 millones de personas.

lpadilla@eleconomista.com.mx