Ante un eventual apagón de la tecnología 2G, la industria plantea restringir la importación de dispositivos con dicha tecnología a México, eliminar el IVA de los dispositivos 3G de gama baja y proporcionar un subsidio directo para adquirir un equipo 3G a población beneficiaria de Sedesol.

Se calcula que, actualmente hay 27 millones de usuarios 2G en el país y que, para la migración, la inversión total necesaria sería de hasta 9,800 millones de pesos.

Esto es, el precio promedio de un equipo 2G es de 515 pesos, mientras que un equipo terminal de 3G gama baja puede oscilar entre los 880 pesos, una diferencia de 365 pesos que multiplicados por los 27 millones de usuarios sería el equivalente a lo que costaría que esos usuarios migraran a 3G.

De acuerdo con Pablo Barrionuevo, consejero de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) el planteamiento del nuevo gobierno sería migrar a tecnología 4G, y aunque es un ideal, resultaría muy costoso, por lo que el cambio tiene que ser gradual.

La industria prevé que el apagón de la tecnología 2G incentivaría la adopción de Internet en México para pasar de una penetración que ronda 65% de la población para llegar a cuando menos 80% en el corto plazo.

El apagón de la tecnología 2G, con el cual se busca promover la inclusión digital, es una de las 121 propuestas que la industria de las telecomunicaciones plantea en la Agenda Digital Nacional 2018.

Para Miguel Calderón, vicepresidente de Telecomunicaciones de la Canieti, “estamos en un mundo de datos, y con 2G es muy limitado este servicio”.

De acuerdo con Jesús Romo, analista de Telconomía y consultor especializado en telecomunicaciones: “La tecnología 2G tiende a ser menos eficiente en el uso del espectro”.

Por su parte, Mario de la Cruz, presidente de la Canieti ha dicho, respecto al apagón de la tecnología 2G, que se trata de “hacer un plan conjunto para determinar inversiones y cuánto tiempo podría llevarse la migración”.

Cifras de The Competitive Intelligence Unit señalan que, al segundo trimestre del 2018, en el país había 102.9 millones de Smartphones en operación, cifra que representa una penetración de 87.1% sobre el total de líneas móviles.

En los últimos meses, AT&T rebasó a Telcel en disponibilidad de redes 4G en México; Telefónica Movistar mejoró en calidad de red LTE tanto en velocidad como en cobertura, de acuerdo con el más reciente reporte de OpenSignal.

cjescalona.eleconomista.com.mx