México necesita impulsar políticas de inclusión digital y reducir barreras de acceso a tecnologías móviles para aumentar niveles de conectividad.

De acuerdo con José Otero, Director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, en América Latina existe una tasa de más de 120 suscripciones móviles por cada 100 habitantes, nivel que en México es de aproximadamente 90 líneas por cada 100 habitantes al primer trimestre del 2018.

Dio como referencia que, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (InegiI) en el2017, 89.7% de los usuarios de Internet utilizaba un teléfono inteligente.

En México, los usuarios posicionan a Internet como una plataforma en la que convergen las comunicaciones, el entretenimiento y la economía. Esto implicaría para México un potencial de más de más de 230 millones de dispositivos conectados, tomando en cuenta que al cierre del primer trimestre del 2018 había más de 116 millones de suscripciones móviles a nivel nacional.

Sin embargo, este potencial necesita que existan políticas en México en torno al espectro, la infraestructura y los dispositivos. Por ello, recomendó mantener políticas de adjudicación de espectro para desarrollar la siguiente generación de tecnologías móviles.

Además, de reiterar la importancia de que las autoridades continúen el debate acerca de la reducción de tasas impositivas a los servicios y equipos de telecomunicaciones para permitir el acceso de más población a estas tecnologías.

Otero retomó la necesidad porque se reduzcan obstáculos burocráticos para la instalación de redes.

En tanto, de cara al cambio de gobierno en el último debate presidencial convocado por el Instituto Nacional Electoral (INE) los candidatos plantearon algunas propuestas en materia de telecomunicaciones, como ampliar la conectividad que según, Miguel Calderón, vicepresidente de Telecomunicaciones de la Canieti, varias de éstas están en las propuestas de la Agenda Digital Nacional 2018, que involucra a la industria y academia.

Al respecto, Mario de la Cruz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) dijo: “Hemos dialogado con todos los equipos (de los candidatos) presentando nuestra agenda digital 2018 con buena receptividad).

Por su parte, Jesús Romo, analista de Telconomia comentó que una de las facultades que conserva el Ejecutivo tras la reforma 2013-2014 es la política de inclusión. Tiene facultades para estructurar programas de conectividad, pero se tiene que ser más específico de cómo los concesionarios van a apoyar éstos. Según el programa, qué tipo de acceso se va a prometer, si se piensa dar con tecnologías fijas, móviles, satelitales y cómo se proveería ese acceso, si mediante una asociación público-privada, una licitación, serían parte de obligaciones de cobertura de licitaciones o renovación de títulos de concesión, entre otros aspectos.

Cjescalona.eleconomista.com.mx