De la meta que fijó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sobre la migración de trabajadores subcontratados el 90% se cumplió, pues al término de la prórroga otorgada para realizar la sustitución patronal –concluida el primero de septiembre– al menos 2 millones 745,000 trabajadores la realizaron y ahora los trabajadores tienen un patrón directo; además de que la gran mayoría de esos empleos pasaron a ser del tipo permanente.

Así lo dio a conocer Norma Gabriela López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “en términos del número de trabajadores migrados, el Instituto quedó en los umbrales previstos. Con estos resultados, se avanza en el cumplimiento del objetivo de la reforma, por la cual queda prohibida la subcontratación de personal y se busca la restitución de los derechos laborales de los trabajadores”.

De esta manera, añadió, los patrones deben reconocer en todos sus términos la relación obrero-patronal, con todos sus beneficios y sus derechos, así como un mayor nivel de permanencia de los trabajadores con sus patrones.

No obstante, del total de trabajadores que dio a conocer el IMSS al aprobarse la reforma en abril de este año de cinco millones, hay un universo de unos dos millones de los que no informó cuál es su situación laboral.

El último dato que presentó el IMSS sobre el impacto de la reforma, en agosto de este año, revela que 850,000 trabajadores se encontraban como “no vigentes” en los registros del Seguro Social, lo que significa que habrían perdido su empleo; de tal manera que se desconoce si ese 17% se incrementó o también hay trabajadores que transitaron a la figura de servicios especializados, el cual sí está permitido realizar en el país y en el que se encuentran con un nuevo registro 60,000 empresas.

Al respecto, Armando Leñero, presidente de Retribuye, firma de Administración Operativa Empresarial, expuso que a partir de este mes, todos los requerimientos que dicta la reforma a la subcontratación son aplicables en su totalidad, y su incumplimiento puede sancionarse con multas de hasta 4.4 millones de pesos, e incluso con prisión.

El abogado Germán de la Garza, socio Líder de Servicios Laborales en Deloitte México, comentó que “había expectativa de muchas empresas para que se otorgara una prórroga, a pesar de que no había señales de que esto ocurriera; ahora los efectos legales de la reforma corren a partir del 2 de septiembre y las empresas tienen que seguir trabajando para dar cumplimiento a los requisitos que sostiene la ley, es un tema de importancia que no deben soslayar”.

Aumenta empleo permanente

Pese a la solicitud de prórroga que realizó el sector privado, la directora de Incorporación y Recaudación del IMSS destacó que otro avance importante que se presentó es que ahora hay 2.5 millones trabajadores más registrados bajo contratos permanentes.

“Esto implica que, prácticamente, en este universo de trabajadores la participación de los trabajadores permanentes en el empleo se incrementó en 8 puntos porcentuales, respecto de los trabajadores eventuales; en este universo se redujo el número de trabajadores eventuales de 461,000 a 250,000; es decir mejoró su situación laboral al ser etiquetados como permanentes”, explicó.

De los 2.75 millones trabajadores migrados, 2 millones (72%) permanecieron en el mismo giro económico, mientras que 770,000 trabajadores fueron migrados a una actividad productiva diferente; dentro de este universo, alrededor de cuatro de cada 10 personas salieron de empresas prestadoras de servicios de personal y están migrando a empresas de transformación, construcción y comercio.

pilar.martinez@eleconomista.mx