La Secretaría de Economía no cuenta en este momento con ningún programa específico para apoyar a los productores mexicanos de tubo de cobre en el conflicto comercial con Estados Unidos, pero se mantendrá atenta a que la resolución no afecte a la totalidad de la industria.

Lo anterior lo señaló el titular de la dependencia federal, Gerardo Ruiz Mateos. en torno a las cuotas compensatorias de hasta 32% que impuso el gobierno de Estados Unidos a las exportaciones de tubo de cobre procedentes de México.

'No tenemos definido algún monto de recursos o algún apoyo en particular' en este caso, expuso durante su comparecencia ante los miembros de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Agricultura, Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas de la Comisión Permanente del Congreso.

Ruiz Mateos aclaró que en casos similares el gobierno mexicano no ha intervenido con un programa específico en favor de la industria afectada.

Sin embargo, señaló que la dependencia a su cargo se mantendrá atenta a que la resolución no genere un efecto en cadena que pudiera afectar a la totalidad de la industria del cobre.

El funcionario federal recordó que las exportaciones de cobre a Estados Unidos son por 300 millones de dólares anuales en promedio, y representan 0.5% de las ventas totales que realiza México al vecino país.

Al anunciar la medida en mayo pasado, el gobierno de Estados Unidos expuso que los aranceles se justifican para proteger a firmas nacionales vulnerables a prácticas comerciales injustas.

La Comisión de Comercio Internacional podría reducir los impuestos si decide que los productores estadounidenses no se han visto perjudicados o amenazados por las importaciones consideradas a precios inferiores a los del mercado. Así, el Departamento de Comercio anunciará los aranceles finales en septiembre próximo.

apr