“México sigue gustando a los inversionistas y existe apetito” para realizar negocios bajo el nuevo status quo definido por el gobierno federal, por lo que la nueva forma de colaborar con la autoridad será “no ir a contracorriente sino de alinearse a las nuevas políticas de inversión público-privadas”, afirma Borja Vázquez Martínez, socio fundador de Mesef, plataforma de inversión internacional.

A través de realizar un mapeo entre más de 50 firmas de inversión, entre ellos fondos de inversión, soberanos, empresas de Medio Oriente y de Europa, y su relación con los gobiernos, Mesef confirmó que los inversionistas ven a México con posibilidad de crecimiento; aunque advierte: “si el país no se sube al tren de la energía renovable, puede quedarse fuera del juego”.

En entrevista con El Economista, Borja Vázquez dijo que en México hace falta inversión y apoyo profesional para hacer crecer negocios, tal es el caso de la infraestructura y sector energético, por lo que “hemos adoptado una estrategia para alinearnos a la política socialmente responsable (ESG) del gobierno federal”, para evitar conflictos.

Dijo que el actual gobierno ha entendido la necesidad de la inversión privada, pero bajos sus reglas de responsabilidad y de un nuevo marco jurídico.

“El gobierno podría intentar hacerlo sólo, pero se han dado cuenta, sin la inversión privada será lento y no dará tiempo a poder satisfacer la demanda, y eso provoca malestar. El gobierno está consciente de eso, y lo que intenta es plasmar el status quo con base en nuestra experiencia, por eso dialogamos con la CFE y CRE dando apoyo, y los inversionistas están conscientes de que hay espacio para el crecimiento y México es un país con seguridad e históricamente ha honrado sus compromisos, por eso es considerado un país para invertir”, sostuvo el español.

Refirió, en los próximos 10 años la demanda energética aumentará 10%, por lo que los inversionistas mantienen interés en colaborar en este objetivo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).     

Vázquez Martínez expresó que la producción energética en México es renovable en 31%, y la apuesta es que en el 2024 aumente a 35% y en el 2050 será de 60%. “Lo que veo es que el gobierno ha tratado de comprender y en función del status quo, dirigirlo. Nosotros creemos que lo que hace falta es apoyo e inversión y que se aprenda de la experiencia de otros países, por eso hace falta una inversión profesional, alineada y que tenga la firma del pacto social responsable”, acotó.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, es un creyente de las energías renovables, a diferencia del es mandatario Donald Trump, lo que permite a México como socio comercial contar con las mismas reglas.

“Si nosotros no nos subimos al tren, el problema es que no seremos competitivos y nos quedemos fuera de juego. Lo interesante es que el gobierno ya ha tomado nota de eso, está ahora mismo en las negociaciones y ha empezado a liberar el uso de generación y fomentar el uso de energía verdes porque es más barata y competitiva”.

Como plataforma de inversión “nos estamos alineando y creemos que puede tener sentido e ir con ellos en este nuevo status quo, hacer las inversiones responsables y solidarias. México va seguir creciendo en estos años”.

Explicó que como fondos de inversión, los capitales tienen madurez de 3 a 5 años, y lo que observamos es que México necesita inversión de infraestructura y tarda más tiempo en volver a tener rentabilidad, por eso la inversión tiene que ser a largo plazo para sacar rendimiento.

“No queremos las inversiones o pelotazos de corto plazo, hace falta mucho trabajo y buenos profesionales y marco jurídico fuerte y estable, con un tratado de libre comercio potente que eso hace que de seguridad a largo plazo. Ahí es donde estamos con el gobierno y apostamos a crecer”, aseguró Vázquez.