Las exportaciones mexicanas de televisores de pantalla plana sumaron 9,694 millones de dólares de enero a septiembre del 2014, un alza interanual de 5.5%, con lo que de mantenerse la tendencia en el último trimestre revertiría una racha de un trienio de caídas interanuales.

México es el principal exportador de televisores de pantalla plana en el mundo, posicionándose por encima de países altamente competitivos de Asia. Pero este producto se ubica como el de más bajo contenido local, entre la amplia gama de productos manufacturados del país.

Después de alcanzar la cifra de 18,285 millones de dólares en el 2010, las exportaciones mexicanas de televisores cayeron hasta 13,755 millones de dólares en el 2013.

Mario Fernández, socio líder de la práctica japonesa de KPMG en México, dijo que México perdió competitividad en la industria de los televisores una vez que éstos dejaron de usar el cinescopio, volviéndose más livianos y con un costo menor de transporte.

En el 2006, México registró una salida de Inversión Extranjera Directa por 1,422 millones de dólares, por la dinámica mundial de la renovación tecnológica de la industria electrónica que ocasionó el cierre de varias plantas de ensamble de televisores y otros aparatos electrónicos, así como por los menores costos de manufactura que ofrecía China.

Pero Fernández acotó que las exportaciones de televisores y ciertas partes podrían crecer en México conforme la tecnología sea menos relevante y salga de los países sede de las mayores compañías desarrolladoras de esos aparatos.

ProMéxico realizó un estudio de la demanda de los componentes necesarios en la fabricación de televisiones en México. Se estima que 97.5% de ellos son importados, lo que representa grandes oportunidades para la inversión.

Entre el 2008 y el 2013, la tendencia de la industria mexicana estuvo en línea con el comportamiento global, ya que las exportaciones mundiales de aparatos receptores de televisión, junto con los video-monitores y video-proyectores, llegaron a 95,528 millones de dólares en el 2013, un descenso de 24.4% desde su récord alcanzado en el 2008.

Algunas de las empresas productoras de televisores en México son: la taiwanesa Foxconn, que en el 2010 compró la planta de televisiones de Sony en México; la coreana Samsung, que cuenta con plantas de producción de monitores y televisores en Tijuana, y la japonesa Panasonic, que fabrica aparatos LCD.

[email protected]