Por primera vez en la historia, México rebasó en septiembre a Canadá como segundo proveedor de productos a Estados Unidos, mientras China se mantuvo distante en la primera posición.

En septiembre, Estados Unidos importó bienes de México por 25,356 millones de dólares; de Canadá por 25,140 millones, y de China por 45,701 millones, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio estadounidense.

El Banco de Desarrollo de Negocios de Canadá (BDC, por su sigla en inglés) expuso que desde el inicio de la década del 2000, la cuota de las importaciones estadounidenses de Canadá ha disminuido a favor de países emergentes.

Añadiendo una consideración presente, el BDC incluyó como otro factor de esta tendencia el menor efecto de la depreciación del dólar canadiense en el aumento de la competitividad de las exportaciones de Canadá, una relación que calificó más débil de lo que solía ser , en parte por la apreciación generalizada del dólar estadounidense. China es el primer abastecedor de ese mercado, tras haber desplazado a México a la tercera posición en el 2003 y luego de relegar al segundo lugar a Canadá en el 2007.

En el mercado estadounidense, Canadá lidera la proveeduría de petróleo, gas y electricidad, cuyos precios internaciones cayeron desde el año pasado; además de surtirle vehículos, maquinaria industrial, aviones, químicos y teléfonos, entre otros productos.

Una de las ventajas permanentes que posee México frente a Canadá es su ubicación geográfica, sobre todo para exportar, además de hacia Estados Unidos, a Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

De enero a septiembre, las importaciones estadounidenses originarias de China sumaron 357,567 millones de dólares, un alza interanual de 5.5%; las de México fueron por 219,848 millones, un aumento de 0.6%, y las provenientes de Canadá totalizaron 225,139 millones, una baja de 14 por ciento.

Luis de la Calle, director general de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera SC, consideró que la nueva posición de México por encima de Canadá se mantendrá en una perspectiva amplia, al igual que el liderazgo de China.

El dólar canadiense, que se cotizaba a 75.8 centavos por dólar de Estados Unidos a mediados caerá a 71.9 centavos de dólar a finales del 2016, antes de que poco a poco comience a recuperarse al año siguiente, según Shaun Osborne, analista de Scotiabank.

La crisis de los precios del petróleo ha desvinculado a la economía canadiense de la locomotora económica de Estados Unidos (...) Esto es inusual y la tendencias recientes sugieren que la economía no está recuperando el impulso rápidamente... , agregó Osborne.

[email protected]