Durante el 2009, México perdió 1,056 millones de dólares (1,056 MUSD) por el uso ilegal de software. Esto significa que por cada 100 dólares de software legal vendido otros 75 dólares fueron de software pirata.

Se trata del VII Estudio Mundial de Piratería de Software de la Business Software Alliance (BSA) y elaborado por IDC.

Según los resultados, en porcentaje, México obtuvo un índice de piratería de 60 por ciento. Un año antes, en el 2008, fue de 59%, con pérdidas por 823 millones de dólares.

En un comparativo de 100 países, nuestro país aparece entre las 17 naciones que más incrementaron sus indicadores de uso ilegal de software en 1% durante el año pasado. En dicha lista, ocupa el lugar número 7, mientras que China, Estados Unidos y Brasil están en los tres primeros sitios.

También figuran Alemania, Dinamarca, Austria, Irlanda, Italia e Israel, que habían mantenido tasas sostenidas y en descenso de sus indicadores de uso de software ilegal en los dos últimos años.

Se pierde lo ganado

Al respecto, Kiyoshi Tsuru, director general de la BSA México, indicó que el informe especial 301 de la Alianza Internacional para Propiedad Intelectual (IIPA, por sus siglas en inglés) dado a conocer en abril de este año, se hizo un reconocimiento especial a la labor realizada en México a favor de la Propiedad Intelectual, considerando reducir su nivel de observación.

Pero este año, el país abandonó la lista de los países en observación prioritaria, sitio en el que fue ubicado desde el año de 1999.

Los factores que llevan al incremento de las tasas de piratería incluyen el rápido crecimiento del mercado de consumidores de PC y una mayor actividad sobre la base de computadoras viejas donde el software sin licencia prevalece junto a sofisticados recursos de piratería, advierte el estudio.

La sociedad mexicana es altamente vulnerable al consumo de productos de la piratería en general, por ello es que conforme se masifican las condiciones de acceso a los bienes de las tecnologías, los riesgos para la industria se agravan , explicó Tsuru en un comunicado.

Al respecto señaló que la BSA junto a sus socios, están fortaleciendo sus acciones hacia los consumidores y desde el año pasado, trabaja con universidades públicas y la Procuraduría Federal del Consumidor.

A nivel mundial

A nivel mundial, las pérdidas en el 2009 alcanzaron 51,400 millones de dólares, aunque disminuyó en 49 países (de 111 analizados).

El país con el índice más alto fue Georgia, con una tasa de 95%, seguido de Zimbawe (92%) y Bangladesh (91%).

En términos generales, la piratería de software en el mundo subió del 41% al 43 por ciento.

pirateria