México está listo para adoptar las medidas globales en materia de energéticos. Junto con la Reforma en la materia, la empresa Corp Oil, dirigida por el mexicano Marco Antonio Romero, se prepara para coadyuvar a que a través de los bioenergéticos se ayude a limpiar el medio ambiente de contaminantes para mejorar la salud y obtener una mejor calidad de vida de los habitantes.

El empresario tiene una visión de largo plazo en el que la difusión y consumo de los biocombustibles sea una realidad en México, ya que es un tema probado en las últimas cinco décadas en países europeos.

A partir de la soya y palmas, se obtiene el biodiésel que por razones de costos se mezcla con el diésel convencional en porcentajes que van del 5% al 20% logrando una mezcla amigable con el medio ambiente a la vez que conserva e incluso mejora la potencia brindada a los motores a base de este combustible de origen vegetal.

Ante esta oportunidad, Romero comenzó con la importación de biodiésel a México procedente de Canadá, en una misión que ha traído consigo el ser promotor del uso de este energético entre las compañías mexicanas como industrias, transportistas e incluso a la paraestatal PEMEX, lo cual si bien no ha sido una tarea fácil, le ha brindado la oportunidad de afianzar su compromiso con México.

Empresario de origen mexiquense asentado desde la niñez en el estado de San Luis Potosí, Marco Romero formó hace dos años Corp Oil, empresa de la cual es Presidente. De acuerdo a sus análisis en cuatro o cinco años el mercado al biodiesel se abrirá de manera importante en México, tendiendo como meta coadyuvar con las grandes empresas a través de la cadena de valor y proveeduría en la expansión del uso de combustibles de origen vegetal, el reto es que a quien actualmente se le vende diésel, se le venda biodiésel .

Para ello, al ser una empresa pionera en San Luis Potosí, dentro de los planes de expansión se encuentra el consolidar sus operaciones en la Región Centro del país, para posteriormente incursionar en el mercado del Norte y Sureste de México.

Con el fin de ayudar al medio ambiente, Romero ha creado una fundación sin fines de lucro, Por un México Más Verde , siendo consciente de su entorno y con un sentido de responsabilidad social, por lo que colaborará en diversos proyectos de impacto ecológico y social.

Como sucede con las empresas de éxito, detrás de Corp oil se encuentra un sueño, el de un México con apertura y competencia que permita bajar costos para acceder a los biocombustibles. Las soluciones a los grandes retos se encuentran en el trabajo, filosofía que Romero aprendió en su juventud a través del deporte y que hoy lleva a cabo con la emoción de quien sabe que México está cambiando.