México iniciará un proceso de solución de controversias contra Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por los aranceles al acero y aluminio que le impuso la semana pasada, dijo este lunes la Secretaría de Economía.

El gobierno del presidente Donald Trump anunció la semana pasada aranceles a metales provenientes de Canadá, México y la Unión Europea a partir del 1 de junio, poniendo fin a meses de incertidumbre sobre posibles exenciones a aliados de Washington y elevando significativamente el riesgo a una guerra comercial.

"México considera que las medidas impuestas por Estados Unidos al amparo de la Sección 232 de su legislación, argumentando amenazas a su seguridad nacional, violan el Acuerdo sobre Salvaguardias de la OMC", dijo la dependencia en un comunicado.

Asimismo, transgreden el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT 1994). De ahí que el gobierno mexicano refrenda que sus acciones continuarán apegándose al Estado de derecho comercial internacional y serán proporcionales al daño que México reciba.

Estados Unidos dijo la semana pasada que aplicará un arancel de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio de la UE, México y Canadá.

En respuesta, México anunció el jueves que impondrá medidas equivalentes a diversos productos provenientes de Estados Unidos que estarán vigentes hasta que Washington no "elimine los aranceles impuestos".

La medida alcanza un amplio rango de productos agrícolas e industriales de Estados Unidos como aceros planos, lámparas, piernas y paletas de cerdo, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, quesos, entre otros, provenientes de su vecino del norte.

"El gobierno de México refrenda que sus acciones continuarán apegándose al estado de derecho comercial internacional y serán proporcionales al daño que México lamentablemente reciba", dijo la Secretaría de Economía en el comunicado del lunes. 

erp