México mejoró cinco posiciones en el índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial ( Doing Business , DB), al pasar de la posición 53 a la 48, de un total de 185 países evaluados.

Con ese resultado, México acumuló cuatro años consecutivos con avances en la posición general de este índice, que engloba la revisión de leyes y regulaciones y una serie de indicadores sobre eficiencia en alcanzar un objetivo a través del número de trámites, los costos y el tiempo.

La posición 48 de México lo coloca significativamente por encima de los países BRIC: China (91), Rusia (112), Brasil (130) e India (132) , indicó la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa.

Para el caso de México, el indicador de apertura de una empresa fue el que mostró el mayor avance, pasando de la posición 75 a la 36.

La Secretaría de Economía destacó que esta mejora se debe en gran medida a la eliminación del capital social mínimo necesario para constituir una empresa, que antes era de 50,000 pesos para una Sociedad Anónima y de 3,000 pesos para una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

El reporte menciona mejoras en algunos procesos para la obtención de electricidad, como lo son el uso de redes georeferenciadas para la ubicación de las líneas y una optimización en los manejos de inventarios. Esta optimización de procesos ha disminuido en 19 el número de días promedio para la instalación de la energía eléctrica. Asimismo, en el indicador de pago de impuestos avanzó de la posición 109 a la 107.

El estudio menciona que en los últimos cinco años, México ha reducido en 78% el número promedio de veces que se pagan impuestos en un año, pasando de 27 veces en el 2007 a sólo seis en el 2012.

El estudio destaca que en este mismo periodo, el tiempo anual invertido en pagar impuestos pasó de 549 horas a 337 horas, un ahorro promedio anual de 39% en tiempo y recursos para las empresas.

rmorales@eleconomista.com.mx