México se ubica entre los tres países más competitivos a nivel mundial en cuanto a costos para fabricar autopartes, por encima de competidores como Estados Unidos, China y Brasil; esto sin contar la coyuntura del deslizamiento del peso frente al dólar, factor que le da aun mayor ventaja a nuestro país, afirmó Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

A las empresas de partes y componentes automotrices les resulta 7% más caro producir una pieza en China con respecto a fabricarla en México y es 10% más costoso hacerlo en Estados Unidos (EU), comparado con la industria mexicana, lo que la ha hecho un destino atractivo para las inversiones.

De acuerdo con la consultoría internacional Boston Consulting Group, dedicada a medir los diferentes costos de manufactura a nivel internacional, esto nos posiciona como uno de los tres países más competitivos del mundo, adelante de nosotros está Singapur y Tailandia; son países que también fabrican algunas manufacturas importantes , refirió el directivo de la INA en el marco del foro México Automotive Review.

Al ser comparado con grandes centros manufactureros como China, India y Brasil, somos muy competitivos, somos 10% más competitivos que EU; esto es antes del deslizamiento del tipo de cambio de 20 pesos por dólar. Creo que tenemos mucha brecha por seguir manteniendo la competitividad , abundó.

En su oportunidad, Alberto de Icaza, director de ZF TRW, empresa fabricante de cinturones de seguridad, bolsas de aire, entre otros, dijo que México se convirtió en el hub de autopartes para Estados Unidos, aunque se enoje (Donald)Trump (candidato republicano a la presidencia de EU), no es costeable hacer un auto pequeño en ese país, por eso Ford decidió mover su producción a México .

Para el sector bancario, la industria automotriz es un excelente cliente, puesto que en la región de Latinoamérica, es la economía que más goza de estabilidad macroeconómica, razón fundamental que es bien vista por las empresas, sostuvo Diego Spannaus, director internacional de HSBC.

No obstante, los especialistas coincidieron en que México no debe quedarse con los brazos cruzados con la manufactura básica, debe mejorar los procesos productivos porque viene la manufactura automatizada sin personal, y nos llevarán ventaja países como Alemania, Francia, EU, Suecia, Corea y Japón.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, dijo que la apreciación del dólar beneficia al sector automotor, pues 83% de lo que produce la industria lo estamos exportando en dólares .

lgonzalez@eleconomista.com.mx