En el sexto mes del 2018, los salarios contractuales mantuvieron el nivel registrado desde el mes previo, en mayo y abril de este año crecieron 2.09% en términos reales, dicho incremento es el más significativo desde agosto del 2016 (2.33 por ciento).

Los salarios contractuales refieren a los ingresos que perciben los trabajadores sindicalizados o que se encuentran bajo un contrato colectivo.

A pesar de la crisis en términos económicos que experimenta la industria minera, los salarios de los trabajadores mostraron mejores resultados en lo que va del año, de acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), después de comenzar el primer mes del año con una variación negativa de 0.46%, en febrero, se recuperaron alcanzando un crecimiento de 1.18%, en marzo 1.49%, en abril 1.44% y en el quinto y sexto mes del año el alza fue de 2.09 por ciento.

Algunas industrias relacionadas también registraron incrementos salariales en junio del 2018: la industria metalúrgica/siderúrgica (1.66%), la industria de distribución de gas (1.28%), la industria petroquímica (1.24%) y la industria químico-farmacéutica (0.78 por ciento).

Mejores salarios en el sector automotriz y de transportes

Se presentó también una recuperación de los salarios en la industria de transporte terrestre, después de haber mostrado números rojos en los cuatro primeros meses del año, en mayo crecieron 0.54% y en junio alcanzaron un nivel de 0.65%, en términos reales.

En junio de este año, el rubro del transporte aéreo, los salarios registraron una variación de 1.25%, el aumento más significativo desde agosto del 2016 y que impulsa una tendencia al alza después de que en mayo el crecimiento fue sólo de 0.47 por ciento.

Las percepciones de los trabajadores sindicalizados de la industria automotriz y de autopartes se elevaron 1.57% en términos reales, complementando los aumentos salariales en las industrias relacionadas.

Caídas salariales

Durante el sexto mes del año, en siete rubros de actividad económica se presentaron variaciones negativas de los salarios contractuales, éstas fueron, la industria de radio y televisión (0.05%), la de servicios telefónicos (0.12%), la industria eléctrica (0.27%), la industria del hule (0.71%), la industria textil (0.86%), la industria de servicios educativos y de investigación (1.19%) y la industria de asistencia médica y social (1.19 por ciento).

Especialmente, en la industria de servicios telefónicos, los salarios de trabajadores sindicalizados han caído durante 12 meses consecutivos; el último incremento salarial registrado fue de 0.02% en junio del año pasado.

 

ana.garcia@eleconomista.mx