A nivel nacional, el salario contractual, otorgado por las empresas a sus trabajadores sindicalizados o bajo un contrato colectivo, creció 5.6% en términos nominales en el sexto mes del año. En términos reales el crecimiento salarial fue de 0.92%, de acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

En términos nominales los salarios presentaron una desaceleración en junio del 2018, después de que crecieron 6.0% en el mes previo. 

En términos reales fueron nueve entidades (Morelos, Sinaloa, Hidalgo, Querétaro, Guerrero, Yucatán, Chiapas, Tamaulipas y la Ciudad de México) las que registraron variaciones negativas de los salarios contractuales reales en junio del 2018.

En Morelos, durante 4 meses (febrero-mayo), los salarios percibidos por trabajadores sindicalizados en términos reales habían crecido, sin embargo, en junio del 2018 cayeron nuevamente a un nivel de 1.08%.

Después del crecimiento de los salarios contractuales reales registrado en mayo, Sinaloa presentó una caída de 0.80% en el sexto mes del año.

En Hidalgo se habían presentado 15 meses consecutivos de caídas de los salarios contractuales en términos reales, hasta mayo del 2018 lograron recuperarse con un incremento de 0.38%, sin embargo, para junio volvieron a caer, con una variación negativa de 0.47 por ciento.

Durante el sexto mes del año, los salarios que se otorgan a trabajadores sindicalizados en Querétaro se redujeron 0.31%, ligando 3 meses en números rojos.

En Guerrero se presentó la primera caída salarial en cinco meses, la variación negativa fue de 0.23%, la quinta más pronunciada en junio del 2018.

En territorio yucateco, los salarios contractuales en términos reales han ido disminuyendo desde marzo del año en curso, hasta alcanzar una variación negativa de 0.21% en el sexto mes del año.

La recuperación de los salarios presentada en abril y mayo en Chiapas no consiguió mantenerse en junio; los salarios percibidos por trabajadores contratados colectivamente cayeron 0.13 por ciento.

Desde febrero del 2018, en Tamaulipas los salarios habían registrado crecimientos, el más importante de ellos en marzo del mismo año (2.38%), sin embargo, durante junio, en términos reales las percepciones de los trabajadores de sindicato cayeron 0.09 por ciento.

En la capital del país, los salarios contractuales ligaron dos meses en números rojos, en el sexto mes del año la caída fue de 0.05%, sin embargo, la reducción fue menor que el mes previo, lo que implica una posible recuperación.

Los incrementos salariales más significativos 

En San Luis Potosí los salarios contractuales reales crecieron 5.14% durante el sexto mes del año, la cifra más alta en lo que va del año, así como el crecimiento más im portante a nivel nacional.

El segundo lugar de la lista lo ocupó Puebla, con un incremento de 2.41%; los salarios percibidos por los trabajadores que se contratan colectivamente, en términos reales han seguido una tendencia al alza desde marzo del 2018.

En Colima, el aumento salarial fue de 2.40% en junio del año en curso, misma entidad en donde se han presentado cifras positivas desde octubre del año pasado.

Para Nuevo León, los salarios contractuales reales registraron una variación de 1.91%, la cuarta más alta en el país, hilando siete meses con crecimientos.

En Sonora los salarios que reciben los trabajadores sindicalizados se recuperaron en junio del 2018 con un aumento de 1.84%, después de la caída de 0.43% que se registró el mes previo.

[email protected]