La industria de alimentos para mascotas podría crecer a un ritmo de dos dígitos durante los próximos cinco años, una vez que comience a recuperar a sus clientes, quienes ante la crisis financiera y la contracción de los ingresos en la economía refugiaron a sus mascotas en las sobras de la cocina.

Y es que el valor de 1,000 millones de dólares, en que se estima el mercado de alimentos para mascotas en México, está lejos de reflejar la madurez del mismo, por lo que se trata de un rubro subexplotado.

Moisés Michán, director de Mercadotecnia de Mars México, que manufactura marcas como Pedigree (38% de participación de mercado en alimento para perros) o Whiskas (64% en el caso de alimento para gatos), dio a conocer que la firma buscará retomar su paso en el mercado, entre otras cosas, a través de una reducción de precios al público en un rango que va de 10 a 18 por ciento.

Así, con un panorama de materias primas más baratas y con la revaluación del peso, se estima que el precio promedio del kilogramo de comida para perro, por mencionar un ejemplo, se reduzca a 20 pesos por kilo, después de rozar los 25 pesos durante el año pasado.

Mars de México reporta ventas anuales por cerca de 700 millones de dólares.

oamador@eleconomista.com.mx