Las empresas de energía renovable en México deberían pagar parte del costo para asegurar el flujo continuo en la red eléctrica, dijo el viernes el jefe de la empresa estatal de electricidad, mientras se debate el futuro de esta industria privada en el país.

Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo a Reuters en una entrevista que, sin embargo, la empresa favorece una energía más limpia y buscará reducir aún más su uso de combustóleo como una importante fuente de generación.

"No lo pagan las eólicas y las fotovoltaicas, no le pagan a la CFE el respaldo", dijo Bartlett, refiriéndose al costo de la generación de energía a partir de combustibles fósiles, mayormente gas natural, para garantizar un flujo ininterrumpido a la red. "Eso no lo puedo permitir", acotó.

El mes pasado, el regulador de la red eléctrica en México, Cenace, emitió un fallo respaldado por Bartlett que impedía que varias docenas de nuevas plantas de energía renovable se conectaran al sistema.

El Cenace citó la emergencia nacional por la pandemia del coronavirus como justificación, argumentando que la naturaleza intermitente de la energía eólica y solar no es consistente con garantizar un suministro constante del servicio.

La decisión provocó cartas de queja dirigidas a la Secretaría de Energía por parte de la Unión Europea y Canadá, cuyos gobiernos estaban molestos porque sus compañías habían sido excluidas.

Las asociaciones empresariales mexicanas también criticaron la medida, diciendo que deja en el limbo más de 6,000 millones de dólares de inversiones en plantas de energía renovable programadas para comenzar a operar este año o el próximo.

En un fallo provisional esta semana, un juez ordenó a Cenace que se retirara y permitiera a las empresas renovables continuar con las pruebas necesarias para poner en funcionamiento las plantas.

rrg