El anuncio de Grupo Alsea sobre las medidas laborales para hacer frente a la pandemia del Covid-19 abrió el debate sobre el papel que deben tener las organizaciones sindicales en el país, “esos sindicatos de membrete hoy tienen la obligación de buscar la concertación y tomar acuerdos de la mano con los trabajadores”, comentó Alfonso Bouzas, coordinador del Observatorio Laboral.

Se trata de al menos 14 organizaciones sindicales que mantienen contratación colectiva con Grupo Alsea para los contratos de Starbucks, Domino´s Pizza; Burger King; Chili´s Grill & Bar; The Cheesecake Factory; Italianis; Vips; El Portón; PF Chang´s China Bistro, y La Casa del Comal.

Se trata de los sindicatos: Nacional “Presidente Adolfo López Mateos” de Trabajadores y empleados del Comercio en General y Escuelas Particulares, Similares y Conexos de la República Mexicana, que dirige Roberto Mendoza León y cuyo contrato es para Domino´s Pizza.

Para Starbucks son tres los sindicatos que mantienen la contratación colectiva, se trata de las organizaciones: Sindicato Progresista de Trabajadores de la Industria Turística Gastronómica Centros Deportivos y Sociales Similares y Conexos de la República Mexicana cuyo líder es  Juana Sánchez Salazar; así como la Unión Nacional de Trabajadores de Confianza de la Industria Refresquera Turística Hotelera Gastronómica Similares y Conexos de Isaías González Cuevas; y el Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la industria de Servicios en General de la República Mexicana “Venustiano Carranza”, cuyo líder sindical es Jorge Faustino Espinosa.

Es ahí en donde “se han registrado violaciones de los derechos de los trabajadores, no se han tomado los acuerdos con el aval de los trabajadores. Es indiscutible que llegó la hora de que los sindicatos que detentan el contrato de protección salgan de su área de comodidad y promuevan nuevos acuerdos”, afirmó Bouzas consultado al respecto.

En el registro de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) también tienen contratos con Grupo Alsea los sindicatos de Trabajadores de las Empresas Empacadoras de Productos Alimenticios, Similares y Conexos de la República Mexicano, (Rogelio Mendoza Pantoja);  Sindicato Autónomo de Trabajadores y Empleados de Hoteles, Moteles, Restaurantes, Cafes, Cantinas, Balnearios, Casinos y similares de la República Mexicana (Elvia Palancares López); y seis contratos de la Unión Sindical de Cocineros y TRabajadores de Restaurantes, Hoteles, Cantinas y Similares del D.F. (José Alejandro Mendoza Sánchez).

Bouzas comentó que los trabajadores tienen que obligar a sus dirigentes sindicales a enfrentar los casos en los que haya violaciones, tal pareciera que “el acuerdo es no acordar, y en algunos casos reducen plazas, dan vacaciones, en otras aplican el salario mínimo por un mes y el sindicato no dice nada, de lo que se trata es que tomen en cuenta al trabajador”, apuntó.

Cabe comentar que dichos sindicatos están inscritos en centrales obreras como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) que lidera Isaías González Cuevas, quien ostenta contratos en la rama hotelera y restaurantera.

Asimismo, están la Federación de Sindicatos Autónomos de México (FESAM), la cual también se presenta como despacho de abogados, y que lidera Elvia Palancares López. También la central obrera Confederación de Trabajadores de México (CTM) que encabeza Carlos Aceves del Olmo; y la Coordinadora Nacional de Trabajadores (CNT).

erp