Después de 10 meses de negociaciones, El Puerto de Liverpool ya no adquirirá ninguna de las acciones de los controladores de la chilena Ripley Corp, y ello podría deberse al resultado de las elecciones en Estados Unidos, reveló un diario chileno.

Liverpool y las Controladoras informan que han acordado poner término al Acuerdo de Asociación, liberando a las partes de todos los derechos y obligaciones estipulados en éste. Habiendo transcurrido más de 10 meses del anuncio del Acuerdo de Asociación, se han producido una serie de cambios en el entorno macroeconómico de los países y mercados en que ambos operan que motivan esta terminación , informó Liverpool en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El diario chileno La Tercera sugiere que la declaración de Lázaro Calderón, gerente general de Ripley: Se han producido una serie de cambios en el entorno geopolítico y económico de los países y mercados en que ambos operamos, que motivan esta terminación , se refiere, sin decirlo de forma explícita, a la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos y las variaciones de tipo de cambio entre los países latinos.

Durante el primer trimestre del 2017, Liverpool reportó un alza de 8.2% en el total de sus ingresos, con valor de 20,652 millones de pesos, periodo en que el tráfico decreció 3.4% y el ticket promedio creció 7.8%, apoyado principalmente porque el tipo de cambio mostró una devaluación de 13% anual.

En noviembre del 2015 fue cuando surgieron los rumores de que Liverpool había acordado la compra de al menos 25% de la chilena Ripley, pero fue hasta julio del 2016 cuando se hizo la firma del acuerdo oficial, el cual se encontraba sujeto a accionistas minoritarios.

Al 2016, la firma mexicana se ubicó como líder en el mercado de tiendas departamentales en Latinoamérica con 16.8% de participación, seguida de Falabella con 15.3% y Ripley con 7.6%, de este modo, de haberse concretado la transacción, Liverpool habría reforzado su liderazgo, estimó Euromonitor International.

El principal negocio de Ripley es la venta al detalle de vestuario, accesorios y productos para el hogar a través de los distintos formatos de tienda por departamento, acompañado por un negocio financiero a través del crédito directo a sus clientes por medio de la Tarjeta Ripley; es una de las mayores compañías del sector retail de Chile y Perú, había llegado a Colombia en el 2013, pero salió de ese mercado a mediados del 2016, debido a que no logró posicionarse en el mercado.

Liverpool no se queda con las manos vacías, pues en abril concluyó la compra de Suburbia, un proceso de integración que estimó le tomará 18 meses, para entender el nuevo negocio y expandir su facturación a casi 123,562 millones de pesos, consideró Intercam Casa de Bolsa. Opera un total de 123 tiendas departamentales.

maria.rodriguez@eleconomista.mx