Las medidas asimétricas impuestas hace cinco años a América Móvil y sus diversas subsidiarias como agente económico preponderante en telecomunicaciones no han impedido que este grupo mantenga su cuota de mercado, crezca sus ingresos y ahora busque ampliar su poder con la solicitud que recién presentó al Instituto Federal de Telecomunicaciones para vender paquetes de TV de paga en el país.

De acuerdo con el Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), en abril de 2016, cuando el (IFT) inició la primera revisión bienal de las medidas asimétricas, América Móvil tenía el 61% de los usuarios en el sector; mientras que para diciembre de 2018 esta participación había descendido a 59.1% de los usuarios.

En ese mismo período, el agente económico preponderante incrementó su participación en los ingresos del sector, del 59.8% hasta el 62.1% en el mismo periodo.

De manera paralela, en el mismo período disminuía su inversión al pasar de poco más de 23,900 millones de pesos en 2014, a apenas alrededor de 15,700 millones de pesos el año pasado.

“En el tiempo transcurrido desde de marzo de 2014 hasta hoy, ha quedado manifiesto que la regulación asimétrica no ha logrado sostener las condiciones propicias para un campo parejo en el sector, por dos razones fundamentales: un posible deficiente diseño de diversas de las medidas que se impusieron y la deficiente supervisión y la prácticamente inexistente voluntad para imponer sanciones”, escribió el Idet en un comunicado con motivo de la consulta pública que recién concluyó para empezar el análisis sobre la efectividad de las medidas de preponderancia en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

El Idet se mostró preocupado, porque a cinco años de regulación asimétrica no existen todavía los mecanismos transparentes para conocer la ubicación y uso de la infraestructura compartida de América Móvil, lo que dificulta el cumplimiento de las medidas decretadas por el IFT y ello incluso fue reconocido por el regulador durante la primera revisión bianual sobre la efectividad de las medidas impuestas a este agente en el año 2016.

“En el IDET estamos convencidos que a un lustro desde la aplicación las medidas impuestas a América Móvil los resultados alcanzados no permiten su relajamiento habida cuenta de su cumplimiento parcial”.

“El regulador tiene la responsabilidad de hacer cumplir en forma verificable condiciones impuestas como la eliminación de las barreras de acceso a su infraestructura, así como establecer la prohibición para ofrecer servicios de entretenimiento audiovisual tanto a las empresas que fueron declaradas como parte del agente económico preponderante desde 2014, como a todas aquellas filiales, subsidiarias, afiliadas o cualquiera otra que guarde relación con el preponderante, hasta en tanto no solo cumpla a cabalidad las medidas en que el IFT fundamenta la regulación asimétrica y que dichas medidas hayan contribuido a generar un ambiente de competencia efectiva en nuestro país”, escribió el Idet en su informe.