Marta Álvarez será el sexto presidente de la historia de El Corte Inglés, tras César Rodríguez, que ocupó el cargo entre 1935 y 1966, Ramón Areces (1966-1989), Isidoro Álvarez (1989-2014), Dimas Gimeno (2014-2018) y Jesús Nuño de la Rosa (2018-2019). Además, será la primera mujer al frente del grupo.

El nombramiento de Marta Álvarez supondrá, de hecho, la vuelta de la familia propietaria a la primera línea de dirección de El Corte Inglés, una tradición que se quebró por primera vez hace un año con el nombramiento de Nuño de la Rosa.

Pero, sobre todo, pone fin al capítulo sucesorio abierto en septiembre del 2014, tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez, y que supuso el germen de la guerra por el control del grupo entre sus familiares.

El expresidente de El Corte Inglés introdujo a su sobrino, Dimas Gimeno, en la gestión de la compañía, pero entregó la mayoría accionarial a sus hijas, a las que cedió 69% del capital de su patrimonial, Cartera de Valores Iasa, frente a 31% que recibieron Gimeno, su madre Maria Antonia Álvarez y su tío César.

Esta situación provocó que, por primera vez en la historia del gigante español de la distribución, el presidente del grupo no fuera un accionista de referencia. Gimeno tampoco ocupó nunca la presidencia de la Fundación Ramón Areces, primer accionista con 37.39% del capital.

Accionistas fuera de control

Marta Álvarez controla junto a su hermana Cristina la patrimonial de Isidoro Álvarez, Cartera de Valores Iasa, segundo accionista de El Corte Inglés con 22.18% del capital. Esta participación da además a las hermanas Álvarez el poder de facto en el grupo de grandes almacenes, ya que ambas controlan también el patronato de la Fundación Ramón Areces, primer accionista del grupo con 37.39% de las acciones.

Esta fundación está presidida por Florencio Lasaga, un histórico directivo de la compañía y hombre de confianza de Isidoro Álvarez, mientras que la vicepresidenta es la propia Cristina Álvarez.

Además de ellos, componen su patronato Marta Álvarez, Jesús Nuño de la Rosa, Víctor del Pozo, Carlos Martínez Echavarría, Arsenio de la Vega, César Álvarez, José Antonio Álvarez, Dimas Gimeno, Paloma García y Jorge Pont. El control sobre la Fundación Ramón Areces y Cartera de Valores Iasa da, de facto, el poder sobre 60% de El Corte Inglés a las hermanas Marta y Cristina Álvarez.

El tercer accionista del grupo es Primefin, sociedad perteneciente al jeque catarí Al Thani, con 10.3% del capital, mientras que Corporación Ceslar tiene 9% y Cartera Mancor 7 por ciento. El 14% restante pertenece a minoritarios y autocartera.