LVMH presentó el lunes una contrademanda contra Tiffany & Co, argumentando que la mala gestión de la emblemática empresa estadounidense de joyas durante la pandemia permite al gigante francés de los artículos de lujo retirar una oferta para comprarla por 16,000 millones de dólares.

La maniobra llega tras una demanda de Tiffany contra LVMH a principios de este mes tras la decisión de la empresa con sede en París de no seguir adelante con el acuerdo firmado en noviembre debido a una petición del Gobierno francés y al impacto del brote de coronavirus.

En la contrademanda presentada ante un tribunal de Delaware el lunes, LVMH afirmó que el acuerdo con Tiffany no excluía la contingencia de una pandemia en la definición de los llamados efectos materiales adversos. En consecuencia, Tiffany asumió el riesgo de un brote vírico, según LVMH.

La compañía francesa también dijo que Tiffany incumplió el acuerdo al pagar el mayor dividendo posible.

LVMH contestó que no podía completar la transacción con Tiffany porque recibió una carta del Gobierno francés pidiendo al conglomerado que retrasara la transacción hasta el año que viene, más allá del plazo contractual del 24 de noviembre que las compañías habían acordado.

Tiffany no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La firma estadounidense ha rebatido el argumento de LVMH de que la intervención del Gobierno francés le impide cerrar el trato y que se ha producido un efecto material adverso. También defendió su capacidad de pagar dividendos en virtud de su contrato con LVMH.

Un juez en Estados Unidos estableció la semana pasada el comienzo de un juicio de 4 días para examinar el caso a partir del 5 de enero.