CVC, uno de los mayores fondos de inversión privados del mundo, no es el único que compite por hacerse con el paquete de 20% de Gas Natural que Repsol intenta colocar en el mercado. El fondo de inversión estadounidense KKR también se ha interesado en entrar en el capital de la gasista.

El desenlace de esta operación, valorada en casi 4,000 millones de euros, podría resolverse de forma inminente y será una de las más relevantes del sector energético de los últimos años. No sólo por su volumen. También por lo que significará para Gas Natural, que en estos momentos es la primera gasista en España y la tercera eléctrica, con un valor en bolsa de casi 20,000 millones de euros.

Las mismas fuentes financieras explican que KKR ha sondeado el mercado bancario durante los últimos días en busca de financiación para cubrir parte de la compra.

También lo ha hecho en paralelo CVC. Es el primer frente en el que tienen ocasión de medir sus fuerzas KKR y CVC, porque los bancos que se comprometieron con uno de los fondos han tenido que renunciar a apoyar al otro.

Aunque algunas fuentes dan por hecho que CVC es el candidato mejor posicionado para hacerse con la participación de Gas Natural que Repsol sacó al mercado, hasta que no culmine la transacción todas las opciones siguen abiertas.

FUERA DE LA PRIMERA SUBASTA

Se da la circunstancia de que KKR y CVC ya compitieron en el 2016 por entrar en el capital de Gas Natural. En ese momento, había otro 20% del capital en venta: 10% por parte de La Caixa y otro 10% por parte de Repsol.

Finalmente, aquella puja la ganó el fondo norteamericano GIP, otro de los colosos financieros que han puesto al sector energético español entre sus objetivos.

Fuentes del sector energético indican que uno de los aspectos que dio ventaja a GIP sobre el resto de contrincantes en la primera puja por entrar en el capital de Gas Natural fue el hecho de que este fondo impuso condiciones más laxas, en ese momento, en cuanto a cambio de estrategia o cambios en la cúpula. De hecho, el único cambio que se produjo fue el relevo en la presidencia, cuando Isidro Fainé sustituyó a Salvador Gabarró, que con total discreción se retiró aquejado de una grave enfermedad.

En estos momentos, el primer accionista sigue siendo La Caixa, con 24.4%, seguido de GIP, con otro 20% y Repsol, que mantiene 20% que tiene en venta.

MENOS DEUDA EN REPSOL

Una incógnita de la salida de Repsol de Gas Natural es qué hará la petrolera con los recursos obtenidos.

Gas Natural cotizaba el lunes en 18.50 euros. Su capitalización superaba 18,500 millones de euros. A ese precio, 20% de la gasista estaría valorado en 3,700 millones de euros. Cuando en el 2016 Repsol vendió a GIP 10%, lo hizo por 1,900 millones y logró 250 millones de euros. Ahora, por vender el doble podría lograr casi el doble, con lo que las plusvalías serían muy superiores, y podrían rebasar ampliamente 500 millones.

En el sector financiero, se da por hecho que Repsol valorará previamente reducir deuda antes que acometer compras.