La participación del gasto total en inversión de la economía retrocedió de 19.4% a 18.8% del PIB de México, ante descensos en sus componentes público y privado. La caída más pronunciada en términos proporcionales se registró en el sector privado, que pasó de 17% en el primer trimestre de 2021 a 16.5% en el segundo trimestre. La inversión fija pública también tuvo retroceso, pero de menor profundidad, al pasar de 2.4% a 2.3% como proporción del PIB.

La inversión fija es la inversión que realizan los particulares y el sector público en la instalación o mejora de instalaciones (fábricas, edificios), así como sus componentes, como maquinaria y nuevos equipos y otros elementos indispensables (activos fijos) para los procesos productivos, como tecnología, terrenos o vehículos.