Contrario a los resultados que registraron otros indicadores de consumo como las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), las ventas minoristas que reporta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cerraron el 2015 con una desaceleración, pues crecieron 3.9% en diciembre, su resultado más débil de todo el año.

Dicho resultado del indicador que se elabora con base en la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales fue 1.2 puntos porcentuales menor que el crecimiento de 5.1% que se había registrado en noviembre. Además, se convierte en el más bajo desde diciembre del 2014, cuando crecieron 2 por ciento.

Cabe recordar que desde septiembre de este año las ventas minoristas habían venido registrando un comportamiento sostenido, pues en el noveno y décimo mes del año el crecimiento de las ventas minoristas fue de 5.2 por ciento.

El crecimiento de las ventas minoristas durante diciembre sorprendió a analistas pues contrastó con el de otros indicadores de consumo.

Los datos de diciembre sorprendieron con un crecimiento menor al esperado y contrastaron con los resultados de la ANTAD y las ventas de autos de la AMIA, que sugerían una aceleración , comentó el analista de Grupo Financiero Invex Joan Enric Domeñe en un reporte.

En el doceavo mes del 2015, tanto las ventas de la ANTAD como las de Walmart tuvieron crecimientos históricos, de 8.1 y 9.1%, respectivamente.

Al respecto, la analista de Grupo Financiero Ve Por Más Pamela Díaz Loubet opinó que esta disparidad en los indicadores de consumo es un asunto de aspectos metodológicos, pues el índice del Inegi es un índice base 2008, pero también es un asunto de universo de empresas.

Las disparidades en los resultados obedecen principalmente a aspectos de carácter metodológico. Atribuimos la desaceleración durante el mes de referencia a una base de comparación más complicada. Por otro lado, el crecimiento en ventas departamentales fue de los principales causantes , indicó Díaz Loubet.

La analista de Ve Por Más explicó que la ANTAD contabiliza un total de 17 empresas de giro departamental mientras que el Inegi toma su muestra de una base de 2,384 unidades económicas, donde 45.3% de los ingresos provenientes de este segmento se concentra en empresas cuyo número de empleados es menor a 100, es decir, pequeñas y medianas empresas.

Esto nos lleva a concluir que parte de la desaceleración en las ventas de tiendas departamentales que registró el Inegi provino de la pérdida de dinamismo en comercios pequeños y medianos, los cuales no están presentes en el universo de la ANTAD , puntualizó.

Por rama de actividad económica, las ventas minoristas en tiendas departamentales pasaron de un crecimiento de 15.6% en noviembre a uno de 3.2% en diciembre; joyería y perfumería crecieron 6.4% en el doceavo mes cuando en el mes anterior habían crecido 7.3%; por otro lado, papelería, libros y revistas continúan cayendo, pues registraron una caída de 7.5% en diciembre, mayor a la de 5.1% de noviembre. De igual forma, muebles y otros enseres domésticos pronunciaron más su caída durante diciembre al caer 14.4%, cuando en noviembre cayeron 4 por ciento.

Por el contrario, algunas ramas que mostraron una aceleración fueron: abarrotes y alimentos, que crecieron 0.5% cuando en noviembre habían caído -0.7%; autoservicios pasaron de un crecimiento de 5.4% en noviembre a uno de 6.3% en diciembre, ropa creció 7.1 contra 5.4% del mes anterior.

[email protected]