La incertidumbre sobre el impacto del impuesto a las bebidas azucaradas, que entró en vigor en enero del 2014, no fue determinante en el dinamismo de las empresas refresqueras en el último trimestre del 2013. El gravamen fue aprobado en octubre del 2013.

De hecho, Juan Gallardo, presidente del consejo y director general de Cultiba, aseguró que para la industria de bebidas es prematuro pronosticar la velocidad a la que el consumidor mexicano absorberá los incrementos de precio resultantes del impuesto a estas bebidas.

Para la embotelladora de PepsiCo, pese a que sus operaciones son dentro de México, el cuarto trimestre resultó positivo, en términos generales. En este periodo el volumen total de bebidas aumentó 2.4% a tasa anual, sumando 384 millones de cajas de ocho onzas.

La división de bebidas logró un crecimiento superior al de la industria, aun cuando la economía mexicana continuó desacelerándose y el gasto en consumo debilitándose , informó la compañía en su último reporte financiero.

Sobre el volumen total de bebidas y agua embotellada, Cultiba alcanzó 199 millones de cajas de ocho onzas, presentando un crecimiento de 2.6% en relación al cuarto trimestre del año previo.

En la misma línea se comportó Coca-Cola FEMSA, cuya mitad de ingresos es generada en Centroamérica y Sudamérica.

  • 7,563 millones de pesos fue la venta neta del segmento de bebidas de Cultiba en el cuarto trimestre del 2013
  • 5.0% creció, a tasa anual, el volumen de bebidas en México de Coca Cola FEMSA
  • 339.0 millones de cajas unidad reportó Coca Cola FEMSA entre octubre y diciembre del 2013