La industria mexicana del vestido creció 4.5% durante el primer semestre del año, gracias a los controles aduaneros que han contenido el ingreso de mercancía china desleal, informó Samuel Gershevich Salnicov, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

El empresario destacó que el sector de la confección marcará un ritmo mayor al que registra la economía mexicana.

En el marco de la inauguración de la edición 65 de IM Intermoda (la mayor exposición del sector vestido en América Latina) los industriales mexicanos exhortaron a las autoridades a que impulsen a una industria que es intensiva en mano de obra y en generación de empleos.

El presidente de la Canaive explicó que dicho crecimiento se liga a un récord de cuatro trimestre consecutivos con aumentos en sus niveles de producción, en un entorno de fuerte competencia en donde en años recientes han ingresado a México 50 de las mayores marcas de ropa internacionales.

Samuel Gershevich acotó que el reto en el futuro de la industria es la innovación, lo que llevará a algunas empresas a salir del mercado cuando no sepan abrir canales de distribución y difusión de electrónicos.

El dirigente empresarial refirió que el comercio electrónico ha alcanzado los 160,000 millones de pesos y, de éstos, 53% ha sido para adquirir moda, es decir, vestido, joyería y calzado.

[email protected]