El g obierno de Estados Unidos informó que una de las propuestas que está considerando instrumentar es el establecimiento de un Impuesto de Ajuste Fronterizo (BAT) de 20% a las importaciones originarias exclusivamente de los países con los que tiene déficits comerciales, lo que confrontaría a grandes países aliados como Japón y Alemania, proveedores que tienen superávits significativos.

De enero a noviembre del 2016, la economía estadounidense reportó el más abultado monto negativo en su balanza comercial con China, por 319,282 millones de dólares, seguido por Japón (62,409 millones), Alemania (59,556 millones) y México (58,799 millones), de acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Este jueves, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, anunció que el presidente estadounidense, Donald Trump, planea imponer un BAT de 20% a las importaciones originarias de las naciones con las que Estados Unidos tiene déficits.

Cuando miramos el plan que está tomando forma ahora, se está usando una reforma tributaria como un medio para fijar impuestos a las importaciones de países con los que tenemos un déficit comercial, como México , dijo Spicer.

El BAT fue diseñado por el presidente de la Cámara Baja de Estados Unidos, Paul Ryan, y tras anunciarlo, analistas, empresas y gobiernos lo analizan ante la posibilidad de que sea violatorio de las normas de la Organización Mundial del Comercio. Mientras toma una decisión al respecto, Trump ha enfocado sus mensajes relacionados con el déficit comercial de Estados Unidos a México, aun cuando la economía estadounidense registra saldos negativos mayores con China, Japón y Alemania, tres potencias económicas ubicadas en otros continentes.

Más tarde, sin embargo, Spicer matizó sus anteriores comentarios, argumentando que el BAT de 20% era una posibilidad para aumentar los ingresos, pero no una propuesta de política específica.

Un punto que tampoco ha sido clarificado en sus mensajes de Trump está en que el déficit de Estados Unidos con México en realidad es mucho menor frente al de varios países, si se considera el valor añadido de insumos, partes y componentes estadounidenses incorporados a las ventas dirigidas al mercado estadounidense.

De acuerdo con la consultoría SAI Consultores, la información de valor agregado comercial revela que por cada 100 dólares en el valor final de un bien que Estados Unidos importa de México, 40 dólares son de contenido estadounidense.

La participación equivalente en el caso canadiense es de 25 dólares. En contraste, por cada 100 dólares de importación de China y la Unión Europea, únicamente 4 y 2 dólares, respectivamente, son ?insumos de Estados Unidos.

En el 2016 ha perdido 20.45% de su valor

La depreciación del peso contrarresta en parte al impuesto con ajuste fronterizo: Banco Base

La depreciación del peso frente al dólar contrarrestaría en parte el impacto que tendría el establecimiento por parte de Estados Unidos de un Impuesto de Ajuste Fronterizo (BAT) de 20% a las importaciones originarias de los países con los que tiene déficits comerciales, estimó el Banco Base.

Este jueves, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, anunció que el presidente estadounidense, Donald Trump, planea imponer un BAT con esas características.

Tomando en cuenta que en el 2016 el peso se depreció 20.45%, el impuesto descrito por Spicer ocasionaría que el consumidor promedio estadounidense pague un precio similar al de inicios del 2016 , dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base. Por lo anterior, es probable que el impacto sobre las exportaciones mexicanas no sea tan alto. No obstante, se espera que la tensión política entre los dos países provoque caídas en la Inversión Extranjera Directa (IED) en México , previó.

México es el segundo mayor destino de exportaciones estadounidenses, representando casi 16% de las exportaciones estadounidenses totales, sólo por debajo de Canadá, con una participación de 18.45 por ciento.

En otros términos, durante el 2016, las exportaciones de Estados Unidos a México equivalen a las ventas externas estadounidenses que en conjunto dirige a China, Japón y Reino Unido.

Durante la mañana del jueves, Trump publicó un tuit indicando que si México no está dispuesto a pagar por el muro fronterizo, sería mejor cancelar la reunión que tenía programada con el presidente Enrique Peña Nieto, quien ya ponderaba esa misma disyuntiva.

Como consecuencia, Peña Nieto anunció que cancelaría su viaje a Washington programado para el 31 de enero.

[email protected]