Pemex importó 25,666 millones de litros de gasolina en el 2015, un aumento de 27.4% y un récord, con una perspectiva de tendencia a la alza, dado que a partir de este abril, la Iniciativa Privada puede hacer compras externas del energético si cumple con las disposiciones jurídicas aplicables.

Una de las principales razones de este incremento pudo ser la reducción del precio internacional del petróleo, lo que hace que sea más económico importar gasolina , comentó Gabriel Ruiz, consultor de Thompson & Knight. En comparación con la cifra del 2012, las importaciones mexicanas de gasolina escalaron 169%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Thompson & Knight prevé que las importaciones mexicanas de gasolina seguirán creciendo en los próximos años, por las mayores facilidades, por el crecimiento de la demanda y porque México no contará con nuevas refinerías durante los próximos cinco años.

En valor, las compras externas de gasolina sumaron 12,954 millones de dólares en el 2015, lo que representó una baja de 15.6%, en comparación con el año previo.

Varios clientes de Thompson & Knight trabajan ya en las áreas de oportunidad que se han abierto para producir, transportar y distribuir petrolíferos que se consumirán en el mercado mexicano.

A pesar de que México se ubica entre los grandes exportadores petroleros a nivel mundial, es un importador neto de productos refinados del petróleo, porque no tiene suficiente capacidad de refinación para satisfacer su demanda interna, ni se han hecho las nuevas inversiones necesarias para procesar crudos pesados como el Maya.

Aunque aún no ha iniciado, Pemex proyecta importar petróleo desde Estados Unidos para refinarlo en México y aumentar la disponibilidad de gasolinas. Esta alternativa la obtuvo Pemex antes de que terminara el 2015, una vez que contó con la autorización del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Pemex no sólo no contempla construir nuevas refinerías en el corto plazo, sino que además difirió la modernización de las que opera, como resultado del recorte presupuestal al que fue sujeto.

Entre el 2014 y el 2029, la demanda de gasolina aumentará en promedio 3% anualmente, de acuerdo con la Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2015-2029 de la empresa petrolera mexicana. En forma acumulada, Pemex aumentaría la producción nacional de gasolinas 54.8% en tal periodo, para llegar a 524,200 barriles diarios.

[email protected]