Veracruz, Ver. Los gobiernos deben trabajar para que el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones sean derechos efectivos, dijo el presidente Enrique Peña.

En la vida democrática de Iberoamérica los estados deben garantizar que los servicios de telecomunicaciones sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias .

Al encabezar el Tercer Foro de la Comunicación, impulsado por el gobierno de España y la empresa Televisa, y previo al inicio de la XXIV Cumbre Iberoamericana, el Ejecutivo federal dijo que con la reciente reforma en telecomunicaciones se protegen derechos de los usuarios y las audiencias.

En el evento, al que fueron convocadas las principales empresas de comunicación de Iberoamérica, Peña dijo que la reforma define nuevas reglas e instituciones para impulsar la regulación y el óptimo desarrollo de los medios de comunicación. Recordó a los asistentes que permite la creación de nuevas televisoras y canales.

Aseguró que se está en la etapa de ejecución de la reforma y sus leyes secundarias, para que los medios de comunicación ejerzan -dijo- su libertad de expresión y al mismo tiempo aprovechen las oportunidades que se deriven de los cambios tecnológicos.

En esta era digital, los medios de cada país tienen grandes posibilidades para crecer e innovar, pero al mismo tiempo se enfrentan a enormes desafíos, la mayoría de ellos inéditos , puntualizó.

Peña Nieto externó que los medios de comunicación tienen la responsabilidad de recrear lo que somos y al mismo tiempo seguir llamando a cambiar todo aquello que requiera transformarse.

Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España, aseguró que Iberoamérica ha sido una prioridad en la agenda política de su país.

Aseguró que los ciudadanos tienen pautas de comportamiento que están cambiando de forma acelerada la cultura digital y que las estructuras económicas de las sociedades necesitan adaptarse a nuevos patrones de competitividad.

[email protected]