El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presentó el anteproyecto de presupuesto para el próximo año, en el que se prevé erogará 480,741 millones de pesos.

En reunión del Consejo Técnico -con representación del sector patronal y obrero- se presentó la propuesta en la que se esperan ingresos propios del Instituto del orden de 558,508 millones para 2022, mientras que los egresos propios serán 532,935 millones, con lo que el balance primario se estima en 25,573 millones, que se integra de una meta de acumulación de reservas por 19,002 millones e ingresos restringidos por 6,571 millones.

Cabe destacar que para el Ejercicio Fiscal 2022 se tendrá como prioridad la atención médica, y se enfocará a la recuperación de los servicios médicos postergados por la atención a la pandemia de Covid19, “garantizando el recurso financiero para brindar los insumos y servicios médicos a la derechohabiencia”, dijo el director general Zoé Robledo.

El Anteproyecto de Presupuesto 2022 se formuló considerando también la modernización operativa, con recursos destinados a atender el rezago tecnológico de los procesos sustantivos institucionales, así como para continuar y fortalecer los servicios digitales que se implementaron durante la pandemia. Asimismo, se destinarán recursos para realizar trabajos de conservación en las unidades médicas y continuar con el mantenimiento del equipo médico y electromecánico.

Durante la sesión ordinaria de este órgano de gobierno el director de Finanzas, Marco Aurelio Ramírez Corzo, detalló que los proyectos de inversión, además de contemplar infraestructura nueva, consideran la conclusión de obras en proceso, así como a la parte de equipamiento.

Asimismo, se estima la creación de siete 7,474 nuevas plazas, así como la incorporación de 12,456 jubilados y pensionados a la nómina del Régimen de Jubilaciones y Pensiones.

Ramírez Corzo destacó que el Anteproyecto fue analizado de manera conjunta con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y detalló que se consideran ingresos propios por un monto de 558,508 millones de pesos, cifra que representa un crecimiento de 3.8% en términos reales en comparación con lo presupuestado para 2021.

Añadió que se estima que las cuotas obrero-patronales, que representan el 73.7% de los ingresos del Instituto, se incrementarán en 28,845 millones de pesos, respecto al cierre estimado de 2021, para un total de 411,853 millones de pesos.

Dijo que la meta de reservas de Ley se integra de 14,015 millones de pesos, procedentes de los rendimientos de las Reservas Financieras y Actuariales, así como los fondos laborales, y de aportaciones por 4,987 millones.