El Instituto Federal de Telecomunicaciones afina sus planes para colocar en subasta 53 frecuencias de espectro con las que se crearán nuevas estaciones de radio AM/FM en todo el país.

 

El regulador ha programado, como un primer paso, la publicación a consulta pública de lo que será la Licitación 8 (IFT-8), con el objetivo final de crear 42 emisoras en FM y 11 más en AM que terminen por nutrir la pluralidad y amplíen la competencia en la industria de la radiodifusión sonora.

 

La consulta sobre las bases de la licitación será promovida por la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT a fines de este noviembre para que la industria y el público en general opinen sobre el futuro aprovechamiento comercial de esas frecuencias, y para seguidamente, si es el caso, el regulador proceda con la licitación misma de las señales.

 

La IFT-8 entraría a escena apenas el regulador concluya con los procesos de las licitaciones de espectro para nuevos canales de TV digital y de la banda de los 450 MHz para radiocomunicación privada que ya se encuentran en su último tramo; la primera de ellas con una recaudación de 1,614 millones de pesos por 32 frecuencias colocadas y la segunda, con ingreso de 30.6 millones de pesos por 21 lotes de espectro con alcance regional o nacional.

 

Esta será también la segunda subasta masiva de frecuencias en menos de dos años, luego que la IFT-4 puso a disposición del mercado 257 estaciones de radio repartidas en 27 estados de la República, 191 en FM y 66 en AM, aunque no todas las frecuencias lograron atractivo -44 que nadie quiso- y entonces el regulador las resguardó para futuras licitaciones en el largo plazo, por lo que difícilmente formarían parte de la IFT-8.

 

La pasada licitación de espectro para radio comercial en AM/FM, la IFT-4 y primera en la historia de México tras la costumbre del Estado de otorgar concesiones a modo discrecional, pasó a la anécdota por haber sido una subasta exitosa en cuanto recaudo de recursos y también por haber dado cabida a un concursante que peleó en las ofertas para quedarse con 37 estaciones con las que hubiera llegado a un mercado de 4 millones de personas en 18 estados del país, pero que terminó por incumplir con los 287.5 millones de pesos prometidos, un hecho que para los industriales quitó brillo a esa licitación del IFT.

 

Aquél participante hubiera podido crear una nueva cadena nacional de radio, aún con mayor alcance que la estatal Imer que sólo llega a 17 emisoras del país con operación directa.

 

En 2017, al mismo tiempo que el regulador avanzaba con la IFT-4, proseguía con su programa de migración de estaciones de la banda de AM a la FM; así, a mitad de año resolvió como favorables 83 solicitudes de migración, de los que ocho casos de estaciones migradas se resolvieron por sorteo.

 

Para el caso de la Ciudad de México, dos estaciones migraron a la FM: la pública Radio Educación y la comercial XE-INFO.

 

A mitad de año, el IFT también resolvió los refrendos de 730 concesiones de radio de toda la República, un avance del 90% de las 806 solicitudes de prórrogas de concesionarios comerciales.

 

Al respecto de la industria, ésta pagó en la licitación IFT-4 poco más de 1,300 millones de pesos, más que lo aceptaba pagar por los refrendos de sus concesiones y la licitación de radio AM/FM IFT-8 empieza su historia a fines de noviembre.