El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió autorizar y condicionar la salida de Grupo Televisa de Grupo Iusacell y la posterior compra de la telefónica por parte de AT&T. No dio detalles de las condiciones que impuso a las empresas.

Fuentes del IFT dijeron a El Economista que los compromisos aportados por AT&T, que anunció la operación de compraventa el 7 de noviembre pasado, se reservaron por considerarse confidenciales, al incluir actividades propias y específicas de las partes.

A través de un comunicado, el IFT informó que autorizó dos concentraciones, sujetas al cumplimiento de condiciones, que implicarán la separación estructural definitiva de Grupo Salinas y Grupo Televisa en la provisión de servicios de telecomunicaciones, y la incursión de AT&T como competidor en la provisión de servicios de telecomunicaciones móviles en México, respectivamente .

Dio a conocer que el 12 de diciembre pasado, el Pleno aprobó que Grupo Salinas, titular de 50% de las acciones de GSF Telecom Holdings (GSF), Grupo Iusacell, compre a Grupo Televisa el 50% restante de las acciones de la telefónica móvil. Dicha aprobación está sujeta al cumplimiento de condiciones impuestas por el Instituto .

Con esta transacción, Grupo Televisa dejará de participar en la toma de decisiones sobre los negocios de telecomunicaciones fijas y móviles que Grupo Salinas opera a través de GSF y sus subsidiarias.

Adicionalmente, el 15 de diciembre, el Pleno del IFT autorizó, sujeto a condiciones, la compra por parte de AT&T del negocio de telecomunicaciones móviles de Grupo Salinas (Grupo Iusacell), el cual está conformado por los activos y las subsidiarias que participan en la prestación de servicios de telefonía, mensajes y acceso a internet móviles, entre las que se encuentran Iusacell y Unefon.

Las concentraciones, que se realizarán en forma consecutiva, están sujetas al cumplimiento de compromisos y mecanismos de verificación para evitar que como resultado de la concentración se disminuya, dañe o se impida el proceso de competencia y libre concurrencia , sentenció el IFT.

El regulador advirtió que en caso de que las empresas no acepten las condiciones impuestas, o bien las acepten pero las incumplan, se tendrán por no autorizadas para todos los efectos legales a que haya lugar.

Una vez que Grupo Salinas sea titular de 100% de las acciones de GSF, el grupo dividirá a la empresa en dos negocios: el de las telecomunicaciones fijas, que incluyen a Total Play, y el de las telecomunicaciones móviles, en el que se incluyen a Iusacell y Unefon

Grupo Salinas conservará el control sobre el negocio fijo y venderá el negocio móvil a AT&T, con lo cual la firma estadounidense incursionará en el mercado mexicano como proveedor de servicios de telecomunicaciones móviles.

Para la aprobación de la incursión de AT&T en México, el Pleno del Instituto tomó en consideración la relación que ésta mantuvo con América Móvil. En consecuencia, las condiciones impuestas a AT&T establecen medidas para evitar riesgos al proceso de competencia en los mercados donde estos agentes económicos participan .

En este caso tampoco se dieron a conocer las medidas impuestas.

Antes de la reforma en telecomunicaciones, la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (CFC) condicionó algunas compras de Grupo Televisa, como la de Cablemas o Televisión Internacional.

En el caso de la compra de cableras, el extinto órgano antimonopolios obligó a Televisa a ofrecer sus contenidos de televisión abierta en condiciones no discriminatorias a todas aquellas empresas de servicio restringido que lo solicitaran, así como mantener independientes de otras empresas a sus consejeros

Tras la reforma, el IFT ya reguló el must carry y el must offer.

Concentración Televisa-Cablecom

El Pleno del IFT resolvió, el pasado 10 de diciembre, sobre la adquisición de Cablecom por parte del Grupo Televisa, y determinó que ésta no tiene como efecto disminuir, dañar o impedir la libre competencia y concurrencia en el sector.

En su resolución, el Pleno del Instituto identificó que la concentración tiene efectos positivos en los servicios fijos de telefonía y de acceso a internet. En éstos, Grupo Televisa participa como un operador de menor tamaño y anuncia inversiones para instalar y desarrollar redes de banda ancha.

[email protected]