El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó la compraventa de la señal radiofónica de los 97.7 Megahercios (MHz) con cobertura en la Ciudad de México que Grupo Radio Centro y MVS Comunicaciones, como partes involucradas, anunciaron el 15 de mayo pasado.

En la transacción participaron Grupo Radio Centro S.A.B. de C.V. y Desarrollos Empresariales S.A. de C.V. como parte vendedora y Grupo MVS Capital S. de R.L. de C.V. y Alejandro Vargas Guajardo como parte compradora, desveló el IFT en el expediente P/IFT/EXT/250620/19.

La operación, valorada entonces en aproximadamente 400 millones de pesos, fue avalada por unanimidad en el órgano regulador el 25 de junio, inmediatamente después de aprobar que la empresa XERC-FM S.A. de C.V. cediera la concesión de espectro de la 97.7 FM a la empresa hermana LP Música S.A. de C.V., misma que luego pasó manos del grupo de interés económico de MVS Comunicaciones.

Toda la operación también consiguió la opinión favorable no vinculante de la Secretaría de Comunicaciones (SCT) y la Unidad de Competencia Económica del IFT estableció que la cesión de la frecuencia de Radio Centro a MVS no entorpecía la competencia en el mercado de la radio capitalina.

“Es poco probable que la operación tenga por objeto o efecto obstaculizar, disminuir, dañar o impedir la competencia y la libre concurrencia en la provisión del servicio de radiodifusión sonora abierta comercial de FM en la Ciudad de México”, definió la Unidad de Competencia.

Esta área del IFT indicó que después de la cesión de la señal, MVS Comunicaciones crecería su nivel de share de audiencia en la Ciudad de México de un 9.52%, a un 12%, en tanto que su alcance de cobertura radiofónica en la capital se elevaría a 12%, desde un 8.0% anterior.

Radio Centro había comunicado primeramente, el 10 de abril, al regulador su intención de ceder la concesión de la frecuencia de los 97.7 MHz de la razón social XERC-FM S.A. de C.V. a LP Música S.A. de C.V. y luego, el 17 de junio, esta segunda compañía solicitó que también se le concediera un título de concesión única.

MVS Comunicaciones transmite a partir del 1 de junio el concepto radiofónico “La Mejor” desde la 97.7 que fue de Radio Centro y con distintivo en siglas XERC-FM. La programación de la señal había sido sólo en musical, pero ya presenta voces y se ha deslizado también que el 15 de julio comenzará transmisiones allí un popular programa de entretenimiento que fue extraído de la Ke-Buena 92.9 de Grupo Televisa.

La CDMX era la plaza que le faltaba a “La Mejor” para constituirse como una verdadera cadena nacional de radio grupera en México ante la “Ke-Buena” de Grupo Televisa y “La Z” de Grupo Radio Centro, las reinas del segmento grupero, norteño y ranchero aquí, y a pesar de cubrir directa e indirectamente al público a través de 52 estaciones en México y Estados Unidos, incluyendo también los importantes mercados de Guadalajara, Monterrey y León.

En materia técnica, la señal de los 97.7 Megahercios (MHz) es considerada una estación de clase “C”, una categoría que se traduce en una autorización para transmitir con 100,000 watts de potencia hasta 92 kilómetros de distancia desde su antena instalada en la Ciudad de México, tan lejos como las ciudades de Pachuca, Toluca, Cuernavaca y el perímetro de Puebla; una cobertura para 30 millones de personas a servir.

Grupo Radio Centro había invertido 25 millones 8,631 pesos en 2017 para retener la concesión de la 97.7 FM hasta el año 2036 y 224 millones de pesos en total por conseguir el refrendo de ocho de las once estaciones de AM/FM que operaba en ese año en la capital, por lo que de confirmarse el lunes que MVS pactó la operación en alrededor de 400 millones de pesos, GRC habría hecho un importante negocio para generar flujo de dinero, pagar deuda y para cuidar el trabajo de 450 trabajadores, porque solamente el pago por la contraprestación de esa señal realizado en 2017 equivale a un aproximado del 6.25% de lo generado por esta venta a MVS Comunicaciones.

Y para este grupo en particular, la transacción con GRC equivaldría al 7.54% de los 5,305 millones de pesos en que se tasó la operación MVS-Telcel de 2017 por una serie de paquetes de espectro radioeléctrico en la banda de 2.5 GHz para telefonía e Internet móvil.